La segunda vuelta de las municipales en Brasil confirma el desplome del PT | América Latina | DW | 31.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La segunda vuelta de las municipales en Brasil confirma el desplome del PT

Un obispo evangélico y cantante de góspel, Marcelo Crivella, será el nuevo alcalde de Río de Janeiro. Ni Lula ni Rousseff acudieron a votar.

Un obispo evangélico fue elegido alcalde de Río de Janeiro el domingo, en la segunda vuelta de unas elecciones municipales que consolidaron la derrota del Partido de los Trabajadores y sus aliados, al frente de la presidencia y las principales ciudades durante más de una década. Marcelo Crivella, senador, obispo, cantante de góspel y sobrino del fundador de una  gran congregación evangélica (la Iglesia Universal del Reino de Dios), derrotó en la segunda mayor ciudad de Brasil a su rival de izquierda Marcelo Freixo, exprofesor y diputado de izquierda, con un 59% de los sufragios.

El Partido de los Trabajadores, del que el PSOL de Freixo era una escisión, mantuvo sólo una de las capitales estatales que tenía previamente en sus peores resultados electorales en veinte años. Es la de Río Branco, en el pequeño estado amazónico de Acre. Si en la primera vuelta ya había perdido más de la mitad de las alcaldías, en esta segunda ha confirmado su desplome. Los votantes, irritados ante el segundo año de recesión que sufre el país y la corrupción destapada en Petrobras, han apostado por el cambio. Cerca de 33 millones de brasileños estaban llamados este domingo (30.10.2016) a las urnas para elegir alcaldes en 57 ciudades del país.

Abstención media del 20% (26% en Río de Janeiro)

Ni Lula ni Rousseff acudieron hoy a las urnas con distintos pretextos: el exmandatario porque a sus 71 años está excusado por ley -el voto no es obligatorio a partir de los 70- y la expresidenta porque se encuentra en Belo Horizonte visitando a su madre. De la caída del PT se ha beneficiado al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el gran ganador de la primera vuelta, que se apuntó nuevos triunfos en grandes ciudades del país, como Porto Alegre y Belem.

El mayor triunfo del PSDB en este proceso electoral se produjo en Sao Paulo, la mayor ciudad del país, donde Joao Doria, un empresario millonario sin experiencia política, se impuso en una inesperada primera vuelta a principios de mes y barrió al actual alcalde y exministro Fernando Hadad, apoyado por Lula. La jornada transcurrió "en un clima de paz y normalidad", según Gilmar Mendes, presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), pese a la detención de 88 personas por distintos tipos de infracciones electorales.

LGC (Reuters/EFE)

DW recomienda