1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La reunión a puertas cerradas de Trump y Merkel

En este encuentro, los mandatarios abordaron sus diferencias en temas clave para la seguridad y desarrollo mundial.

Un recibimiento sobrio, manteniendo el estricto protocolo fue el que recibió la canciller alemana Angela Merkel, quien llegó a la Casa Blanca cerca del mediodía en Washington para reunirse por primera vez con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Luego de la fotografía de rigor, ambos mandatarios ingresaron al Salón Oval donde las delegaciones se sentaron una frente a otra para discutir las líneas de acción que esperan seguir y aunar criterios frente a las diversas materias en las que la administración de Trump difiere respecto a la postura alemana.

La rueda de prensa conjunta que estaba planificada para las 18:20 (hora local) se retrasó una hora, al parecer por la dificultad en llegar a un acuerdo sobre temas como la OTAN, un área en la que el presidente Donald Trump, reiteró "fuerte apoyo”, pero subrayó que es necesario que todos los países miembros "paguen una parte justa". "Muchas naciones deben vastas cantidades de dinero (a la OTAN), y es muy injusto para EE.UU.. Estas naciones deben pagar lo que deben", dijo Trump en la conferencia.

Merkel, por su parte, subrayó la importancia de la Alianza transatlántica, y aseguró que Alemania reconoce la necesidad de "aumentar su gasto" en la defensa común. "Vamos a trabajar en ello", prometió la canciller.

Trump, el comerciante justo

Otro de los temas consultados por los periodistas fue la postura del presidente estadounidense respecto a las medidas en materia de comercio exterior. Trump afirmó que no es un político aislacionista, sino que un "comerciante, pero un comerciante justo. Además insistió en que sus posturas responden a la necesidad de que Estados Unidos deje de ser tratado de "manera injusta" en la escena internacional.

"En primer lugar, no creo en una política aislacionista", comenzó respondiendo el mandatario a la dura pregunta de una periodista alemana, quien le cuestionó por sus medidas comerciales para poner a "Estados Unidos primero" y por su insistencia en decir que los periodistas mienten.

"No soy un aislacionista ni por imaginación", continuó el presidente. "No sé qué periódico está leyendo, pero supongo que sería otro ejemplo de, como tú dices, 'noticias falsas'", espetó el presidente.

Acuerdos de Minsk

Una de las cosas que agradeció la canciller alemana, Angela Merkel tras su encuentro con Trump, fue el compromiso que este manifestó con los acuerdos firmados en Minsk hace más de dos años, en febrero de 2015, para buscar una solución al conflicto en Ucrania.

Los acuerdos alcanzados en Minsk (Bielorrusia) buscan poner fin al conflicto armado entre el Gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos en el este de Ucrania y apuestan por la integridad territorial del país.

El Gobierno de Trump se ha limitado a pedir a Rusia y a los separatistas prorrusos del este de Ucrania que respeten el alto el fuego y que permitan el acceso a los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), aunque ya antes el mandatario había sugerido levantar las sanciones impuestas a Rusia, lo que puso en alerta a los gobiernos de Alemania y Francia.

¿Resucitar el TTIP?

Angela Merkel, expresó claramente su deseo de que el presidente estadounidense, Donald Trump, considere reabrir la negociación sobre el tratado de libre comercio e inversiones (TTIP) entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, un tratado que fue desechado por el mandatario estadounidense a penas asumió la jefatura del Gobierno.

Sin embargo, Trump reiteró durante toda la rueda de prensa su oposición al libre comercio, aunque Merkel se mantuvo firme en su defensa de la libertad comercial.

MN (efe,dpa)

DW recomienda