“La paz o la guerra en Colombia se decide en las urnas” | América Latina | DW | 09.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

“La paz o la guerra en Colombia se decide en las urnas”

Pese a que la sociedad colombiana anhela profundamente condiciones de paz, hay sectores que la consideran una derrota y probablemente las próximas elecciones decidan sobre la paz o la guerra, señalan activistas.

El presidente Juan Manuel Santos aspira a ser reelecto.

El presidente Juan Manuel Santos aspira a ser reelecto.

“Estamos viviendo un período posiblemente histórico, tras un conflicto armado tan largo. Apoyamos plenamente las negociaciones en La Habana y exhortamos a que también lo haga la comunidad internacional que nos ha acompañado en el pasado, les pedimos que sigan haciéndolo porque hay sectores militaristas en Colombia a los que les interesa que este conflicto no se supere”, dijo Diana Sánchez Lara, directora de la organización pro derechos humanos Minga, una de las invitadas a un debate convocado en Berlín por las organizaciones Amnistía Internacional, Reporteros sin Fronteras y Kolko e. V.

La activista destacó que el desenlace electoral próximo decidirá si se sigue con la paz o con la guerra. “Santos tiene la bandera de la paz, sería su mayor logro y es estratégico, sin embargo los sectores militares lo minan siempre que pueden porque consideran que es una derrota frente a la guerrilla”, destaca. En las elecciones presidenciales del 25 de mayo próximo, el presidente Juan Manuel Santos busca su reelección, pero los sondeos no le dan una victoria segura.

“Oscar Ivan Zuluaga, candidato de Uribe, no oculta su intención de no dar continuidad al proceso de paz. Si él gana tendremos que despedirnos de este proceso. Es el peor escenario que podría suceder”, dijo Sánchez Lara, después de analizar los ocho años de gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-2010) que, dijo, militarizó el país en su apuesta por ganar la guerra, empoderando a los militares y provocando que las masacres y desplazamientos alcanzaran niveles altísimos, lo que acabó enemistándolo con amplios sectores del país.

Discusión sobre la situación en Colombia.

Discusión sobre la situación en Colombia.

Criminalización de movimientos sociales

“Al llegar Santos tiende puentes. El ambiente se destensó y la situación de derechos humanos mejoró, pero sigue habiendo movimientos sociales, como el indígena, que son criminalizados”, señaló. Diana Sánchez Lara recordó que su país es megadiverso y rico en materias primas, minerales y oro, y que la lucha por ellos es un conflicto constante por la tierra que enfrenta a grandes corporaciones con campesinos e indígenas. “El modelo neoliberal quiere exportar materias primas”, aseveró.

La periodista Yenith González, corresponsal en Alemania del periódico El Espectador, coincidió en que la segunda vuelta electoral, que se prevé tendrá lugar debido a que no se espera un claro ganador el 25 de mayo, será ‘un pleibiscito' sobre el proceso de paz. “Un 22% de los votos están indecisos y ellos serán quienes decidan quien será el presidente”, dijo.

Diana Sánchez recordó que aunque el movimiento agrario está obligando al gobierno de Santos a negociar un pliego unificado para la política del campo, es difícil creer en él, cuando está apostando por un modelo distinto al que reclama el campesinado.

Debate con invitadas colombianas.

Debate con invitadas colombianas.

No hay tregua durante las negociaciones

Un público bien informado cuestionó la credibilidad de la estrategia de paz del gobierno de Juan Manuel Santos, que sigue la ofensiva contra la guerrilla mientras negocia con sus líderes en La Habana. Diana Sánchez Lara fue contundente al señalar que Santos no es "sincero" en sus negociaciones con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). “La inversión extranjera y la entrada de capitales está bloqueada por el conflicto armado y durante el diálogo siguen pegándole a la guerrilla con el objetivo de debilitarla en la mesa de negociaciones”.

“Somos un país dominado por Estados Unidos, que es democrático y liberal ante sus ciudadanos, pero más allá de sus fronteras sólo ve por sus intereses”, agregó.

Por su parte, la periodista Yenith González destacó que la perspectiva de que miles de hombres dejen las armas es motivo de esperanza, pero no obstante subrayo la necesidad de una reforma al sistema de justicia que combata la impunidad, que es superior al 90 por ciento, y que se convierta en un "vehículo para fomentar la memoria histórica con una ventana más visible a las víctimas".

Diana Sánchez concluyó su participación exhortando a la comunidad internacional, y a las organizaciones alemanas, a que sigan acompañando el proceso de paz en Colombia. “Algún día lograremos salir de ese túnel. No sabemos lo que es la paz, siempre hemos vivido en una guerra que expulsa a su gente. Ni los campesinos ni los indígenas creen en la paz. Somos hijos de la violencia”, finalizó.

DW recomienda