1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La otra Bundesliga

Entre los puestos octavo y decimoséptimo del torneo de fútbol alemán las diferencias son mínimas. En esa zona de la clasificación la Bundesliga es emocionante pues a los equipos involucrados los amenaza el descenso.

Es curioso que un equipo dispute los cuartos de final de la Champions League enfrentando al poderoso Real Madrid, y al mismo tiempo esté en casa asumiendo el latente riesgo de perder su cupo en la primera división. En Alemania esa situación la vive actualmente el Wolfsburgo.

El club de la multinacional automotriz Volkswagen que la temporada pasada terminó segundo y ganó la Copa Alemana, está a apenas 11 puntos de las posiciones de descenso de la Bundesliga. En la clasificación del fútbol alemán el Wolfsburgo encabeza el grupo de 10 equipos que le está poniendo las emociones a un torneo en el que ya se conoce el nombre del campeón (Bayern), y del subcampeón (Dortmund).

Todos contra todos

Con ocho jornadas aún por jugar, y 24 puntos por repartir, los diez equipos involucrados en la lucha contra el descenso en Alemania se las verán unos contra otros. El Wolfsburgo, por ejemplo, se enfrentará al Real Madrid en busca de prestigio internacional en cuartos de final de la Champions League, y paralelamente encarará por la supervivencia en la Bundesliga a clubes menos famosos, pero más importantes para sus metas: Bremen, Augsburgo, Hamburgo y Stuttgart.

El Wolfsburgo, sin embargo, es el equipo que corre menos peligro de los diez amenazados por el descenso, entre los que se cuentan Colonia; Darmstadt; Fráncfort, con el mexicano Marco Fabian; Hoffenheim, del goleador chileno Eduardo Vargas; Ingolstadt, del delantero paraguayo Darío Lizcano; Stuttgart, donde forma el argentino Emiliano Insua; Bremen, con la leyenda peruana Claudio Pizarro; Augsburgo, donde juega Raúl Bobadilla; y el Hamburgo, único club alemán que siempre ha jugado en primera división.

En lo que resta de la temporada la afición será testigo de 20 partidos con el carácter de una final, en los que se medirán directamente los 10 clubes involucrados en la pelea por defender el cupo en la categoría élite del fútbol alemán. Además, con ellos como protagonistas, se registrarán nueve partidos en los que el rival será una de las dos superpotencias de la Bundesliga del momento: Bayern y Dortmund.

Augsburgo, Darmstadt y Hoffenheim se pueden considerar afortunados pues ya cumplieron sus compromisos contra el primero y el segundo de la Bundesliga. Bremen, Hamburgo, Wolfsburgo, Ingolstadt y Colonia, aún tienen que medirse con uno de ellos. La peor suerte le corresponde a aquellos que tienen compromisos pendientes con ambos, Stuttgart y Fráncfort, este último incluso fuera de su casa, en Múnich, este fin de semana.

Ocho de 10

El mexicano Marco Fabián podría terminar la próxima temporada jugando con el Fráncfort en la segunda división.

El mexicano Marco Fabián podría terminar la próxima temporada jugando con el Fráncfort en la segunda división.

La buena noticia para el grupo de equipos amenazados por el descenso esta temporada es que a estas alturas del campeonato en Alemania ya hay un club que parece condenado. El Hannover, colero de la clasificación tras sumar apenas 17 puntos en 27 jornadas, solo podrá salvarse ganando todos sus partidos restantes. Esto sería casi un milagro futbolístico.

De hecho, las directivas del Hannover, equipo que ha perdido nueve de sus últimos 10 partidos, han empezado a hablar ya de los planes que tienen para competir en la segunda división. La difícil situación del Hannover es paradójicamente un alivio para ocho equipos del grupo de 10 amenazados con el descenso.

Wolfsburgo, Colonia, Ingolstadt, Stuttgart y Hamburgo son los mejor posicionados pues ya han sumado más de 30 puntos en la clasificación. Para el resto (Darmstadt, Bremen, Augsburgo, Hoffenheim y Fráncfort) el riesgo es mayor pues apenas si han alcanzado un máximo de 28 puntos y están en una zona del tablero de posiciones donde se juega otra Bundesliga, la de la supervivencia.

DW recomienda