1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La ONU confirma tener ya todas las armas individuales de las FARC

La misión de Naciones Unidas encargada de verificar el cumplimiento del tratado de paz participará mañana en un acto simbólico junto al Gobierno y la guerrilla en el campamento de Buenavista, en Mesetas.

"Al día de hoy, la Misión tiene almacenado el conjunto de las armas individuales de las FARC registradas: 7.132 armas, salvo aquellas que, de conformidad con la Hoja de Ruta, servirán para dar seguridad a los 26 campamentos de las FARC hasta el 1 de agosto de 2017", señaló la misión de la ONU en un comunicado. Esta misión, encargada de verificar el cumplimiento del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y la guerrilla, participará mañana en un acto simbólico para marcar el fin del proceso de desarme en el campamento de Buenavista, también llamado de La Guajiram, en el municipio de Mesetas.

DW recomienda

"Para esa fecha [1 de agosto], la Misión habrá almacenado todo el armamento existente en los campamentos y extraído sus contenedores de las Zonas y Puntos Veredales de Normalización (campamentos de concentración), los cuales pasarán a ser Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación", agregó el comunicado. Las FARC entregaron este mes en tres fases las armas con las que los guerrilleros arribaron a esos campamentos especiales.

La última etapa para la entrega de un 40 por ciento de las armas empezó hace una semana, paso previo a que las FARC inicien su desmovilización y se conviertan en un movimiento político legal. El procedimiento fue complejo y se llevó a cabo de forma simultánea en los 26 campamentos donde 6.800 miembros de las FARC y poco más de 2.200 milicianos (integrantes de redes de apoyo del grupo) están concentrados desde febrero.

El organismo internacional les entregó certificados de desarme a los guerrilleros, cada uno de los cuales firmó un documento mediante el cual se comprometió a no volver a tomar las armas y a cumplir el acuerdo de paz. Las armas entregadas corresponden a la dotación personal de cada guerrillero. Otras armas, además de explosivos, están en alrededor de un millar de escondites, cuya ubicación ya fue suministrada por las FARC a la Misión de Verificación de las Naciones Unidas, que espera tomar control de esos pertrechos antes de septiembre.

También quedan por desactivar las más de 900 caletas (escondites) en las que las FARC tienen armamento, municiones y explosivos, que también quedarán en manos de la ONU a más tardar el 1 de septiembre. "Hasta el momento, la Misión ha verificado 77 caletas de las cuales ha sido extraído el armamento y destruido municiones, explosivos y armamento inestable", señaló la ONU en el mismo comunicado. Tras la entrega de armas, los miembros de las FARC pasarán a la etapa de desmovilización y de sometimiento a una Jurisdicción Especial de Paz para solucionar sus problemas con la Justicia, en una fase que se extenderá por varios meses.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda