1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La ONU confirma la destrucción de templo de Bel, en Palmira

Un análisis de imágenes por satélite de la ONU confirmó hoy que el edificio principal del templo de Bel, en Palmira, centro de Siria, en manos de la organización terrorista Estado Islámico, fue destruido por completo.

Imágenes de satélite de la destrucción del templo de Bel.

Imágenes de satélite de la destrucción del templo de Bel.

Un análisis de imágenes por satélite efectuado por la ONU confirma que el edificio principal del templo de Bel, en la localidad arqueológica de Palmira (centro de Siria) y en manos del grupo terrorista Estado Islámico (EI), ha sido destruido.

El Instituto de las Naciones Unidas para el Entrenamiento y la Investigación (UNITAR) del Programa Operacional de Aplicaciones Satelitales (UNOSAT) ha publicado en las últimas horas del lunes (31.8.2015) en Twitter fotografías que muestran los efectos de la explosión del pasado 30 de agosto en el antiguo templo de Bel. Las imágenes por satélite muestran la ciudad de Palmira antes y después de esa deflagración y, en ellas, se puede apreciar la destrucción prácticamente total del edificio principal del templo de Bel.

Nuevos daños en ciudad arqueológica de Homs

La confirmación de la ONU de la destrucción del templo de Bel se produce horas después de que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos revelase los nuevos daños en la famosa ciudad arqueológica situada en el este de la provincia siria de Homs.

Miembros del EI dinamitaron diferentes partes del mayor edificio de Palmira, dedicado a la deidad suprema babilonia y cuyo techo, ya desaparecido, estaba originalmente recubierto de oro. "Hasta ahora no tenemos información detallada, datos o fotos de lo sucedido en Bel. Solo contamos con una visión preliminar y los testimonios de gente local de Palmira", dijo el lunes a Efe Mohamed Nazir Auad, director del Departamento sirio de Edificios Antiguos.

Auad responsabilizó a la comunidad internacional de todas las pérdidas en las antigüedades y la ruinas "tesoro" de Siria, y exigió "un plan inmediato para detener y prevenir toda devastación y destrucción de las ruinas" del país. Este es el segundo templo de Palmira que los extremistas atacan este agosto, tras hacerse con el control total de la ciudad arqueológica el pasado mayo.

CP (efe, dpa)