″La lucha feminista no es una cuestión de mujeres contra hombres″ | Argentina | DW | 08.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Argentina

"La lucha feminista no es una cuestión de mujeres contra hombres"

Feminista no se nace: ser feminista es un trabajo y un desarrollo, dijo a DW Nina Brugo Marcó, defensora histórica de los derechos de las mujeres en Argentina. "El derecho al aborto urge en Latinoamérica", subrayó.

Abortemos el patriarcado, dice la inscripción que lleva esta mujer en una manifestación en Buenos Aires.

"Abortemos el patriarcado", dice la inscripción que lleva esta mujer en una manifestación en Buenos Aires.

Dra. Brugo Marcó, usted lleva casi 50 años de lucha por los derechos de la mujer en Argentina. ¿Qué significa en este momento ser feminista en América Latina, donde el machismo es parte de la cultura y de la vida cotidiana?

La cultura patriarcal está presente en todas partes del mundo. Esa cultura la hemos introyectado cada uno de nosotros, mujeres y hombres. Pero el hecho es que se ha empezado a poner en jaque esa tradición cultural y la sociedad ha comenzado a reflexionar sobre ella. Eso se hace urgente sobre todo en América Latina. Solo en Argentina se hacen alrededor de 350.000 a 500.000 abortos clandestinos por año, en los cuales mueren cerca de 300 mujeres de los sectores más vulnerables de la sociedad cada año debido a que todavía realizan los abortos en la mayor precariedad, poniendo en riesgo su vida.

Nina Brugo Marcó, abogada laboralista y Personalidad Destacada de los DD. HH. en Argentina.

Nina Brugo Marcó, abogada laboralista y "Personalidad Destacada de los DD. HH." en Argentina.

También se percibe una respuesta por parte de la sociedad patriarcal, y no solo por parte de los hombres, sino también de las mujeres. No se nace feminista; la feminista se hace. Ser feminista es un trabajo, un aprendizaje y un desarrollo. Asimismo, en vez de feminismo podríamos hablar de "feminismos”: yo pertenezco a un feminismo más popular, y también hay un feminismo más liberal.

Aquí, en Argentina, nació el movimiento #NiUnaMenos, que ha reunido en las plazas del país hasta a 350.000 mujeres. Eso ha producido una conmoción social. Ni los medios ni las autoridades nos pueden ignorar, sean de este gobierno o del anterior, que aprobó algunas leyes que, sin embargo, todavía no se cumplen o se cumplen mal.

¿Qué medidas se deberían tomar, según usted, para que los varones crezcan en un ambiente social que condene la violencia contra las mujeres ?

En Argentina existe la obligación, en todas las escuelas y ámbitos educativos, desde el jardín de infantes hasta la universidad, de que se ponga en práctica la Ley de Educación Sexual Integral con Perspectiva de Género. Pero no se está dictando en la mayoría de las escuelas porque muchas están dirigidas por personas que están en contra de la lucha por los derechos de género, los llamados "antiderechos”, y no cumplen con esa ley. Estamos yendo a las escuelas y universidades para exigir que se dicte la materia, porque es lo único que podría erosionar la cultura patriarcal desde un comienzo.

Manifestación ante el Congreso argentino por el aborto legal, seguro y gratuito.

Manifestación ante el Congreso argentino por el aborto legal, seguro y gratuito

Considero que la lucha feminista no es una cuestión de hombres contra mujeres, sino que se trata de una lucha contra una cultura de poder que también la puede ejercer una mujer que ocupe altos cargos públicos, así como también puede haber hombres que han comprendido lo que significa la cultura patriarcal y se nieguen a asumirla y vivirla.

Usted es abogada laboralista. ¿Cómo se podría lograr una sociedad más igualitaria para las mujeres en el ámbito laboral?

En al área laboral es donde se ve más claramente la discriminación de género en Argentina. Inclusive la Justicia, salvo excepciones, en general todavía no aplica las leyes con las que Argentina, por ejemplo, ya cuenta. Argentina ha firmado todas las convenciones internacionales de derechos humanos y las ha incorporado a la Constitución, incluso las convenciones contra la discriminación de la mujer, y sin embargo la Justicia no las está aplicando en sus fallos. Adhiere a la Convención Interamericana de Belém do Pará de 1994 para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer. También contamos con la Ley 26485, que penaliza toda forma de discriminación contra la mujer, y sin embargo todavía no se aplica como debe ser.

En general, hay una complicidad de la clase política con parte de los sectores gremiales para no hacerlo, y hay que luchar contra todo un movimiento gremial y sindical muy atrasado, de tradiciones patriarcales arraigadas y anacrónicas. Son una burocracia enquistada que no entiende lo que está sucediendo y que no sabe cómo actuar.

En este momento hay un gran debate en los medios y en las redes sociales que trata de descalificar la lucha feminista y los movimientos a nivel internacional, como el #MeToo, tildando a las mujeres que adhieren a esa lucha de "feminazis”, o diciendo que son "extremistas”. ¿Usted qué piensa de eso?

Eso es un absurdo total, y es la posición más típica de los "antiderechos”. Por eso, lo que hay que hacer es esclarecer cuál es la situación de las mujeres en la realidad y demostrarles que se trata de lo contrario. Como respuesta ante el empoderamiento de las mujeres, muchos hombres reaccionan con mayor contundencia contra eso, no solo los hombres que actúan con violencia contra la pareja y en la casa, sino que esa violencia también la ejercen las figuras públicas. Esas personas reaccionan de manera especialmente agresiva. Eso es lo que está sucediendo y ya llegó a la esfera pública. Por eso las movilizaciones de las mujeres son tan importantes en este momento.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto se presentó ante la Cámara de Diputados argentina el 6 de marzo de 2018.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto se presentó ante la Cámara de Diputados argentina el 6 de marzo de 2018.

Usted es una de las redactoras del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, que se presentó el 6 de marzo ante la Cámara de Diputados de Argentina. ¿Por qué cuesta tanto en Argentina establecer el derecho al aborto legal, seguro y gratuito?

La campaña que llevamos a cabo ha tenido un gran eco. Está compuesta por 500 organizaciones de la sociedad civil, ONG, centro de estudiantes, universidades, partidos políticos, profesionales, todo un espectro de la sociedad civil, un movimiento que reúne diferentes corrientes políticas, tanto de izquierda como de centroizquierda. Del partido gobernante, Propuesta Republicana, que es liberal de centroderecha, sin embargo, en la Cámara de Diputados, también conseguimos 15 firmas.

Pienso que, fundamentalmente, aunque los números cierren, todavía la clase política tiene miedo a que se reivindiquen los derechos de las mujeres. Lo importante es que esos legisladores que están en este momento en el Congreso pierdan ese miedo y entiendan que la sociedad está madura, también para la legalización del aborto, que ya ha asumido que es necesario contar con una legislación que permita el aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres en Argentina.

Lea más:

#NiUnaMenos: masiva movilización en repudio a un nuevo femicidio en Argentina

OMS: 97% de los abortos inseguros suceden en África, Asia y Latinoamérica

¿Cómo se desarrollará el paro de las mujeres este 8 de marzo?

La movilización que estamos realizando con el paro internacional de mujeres este 8 de marzo será en coordinación con 50 países y se lleva a cabo en todas las localidades de nuestro país de manera coordinada. Va a ser multitudinaria. Son tantas las organizaciones que participan, que alrededor de 1.000 mujeres se encargan únicamente de coordinar la movilización. Tiene una repercusión muy grande, tanto es así que pudimos hablar con los sectores gubernamentales para que no haya represión por parte de las fuerzas de seguridad. La huelga empieza al mediodía en el lugar de trabajo o donde sea. La que pueda, o el que pueda, parará todo el día. De hecho, la Asociación de Trabajadores de Argentina (ATE), decretó paro en todo el país durante todo el día, por la mujer trabajadora. Quien no pueda parar, suspenderá su trabajo por una o dos horas. Además, habrá manifestaciones espontáneas en todas partes. Y también habrá paro en la casa: las mujeres amas de casa no tienen por que cocinar. Ese día, ¡a la marcha!

La Dra. Nina Brugo Marcó (74) es una reconocida defensora de los Derechos Humanos argentina. Es abogada laboralista y feminista y lucha por los derechos de género desde hace más de 50 años. Fue vicepresidenta de la Comisión de la Mujer del Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Secretaria General de la Mujer del Partido Frente Grande y miembro directivo de Organizaciones no Gubernamentales tales como la "Asociación Civil Foro Permanente por los Derechos de las Mujeres" y la "Fundación Agenda de las Mujeres. Se destaca su labor como abogada de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Recibió el Premio a la Trayectoria y militancias sobre los Derechos de las Mujeres otorgado por el Instituto Público Nacional de Seguimiento en Políticas Públicas de Género, y ha publicado numerosos artículos relacionados al tema de los Derechos Humanos y los derechos de las mujeres. Es una de las redactoras de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto.

Entrevista: Cristina Papaleo (VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema