1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

México

“La lucha de Stavenhagen cambió el rostro de México”

México perdió a uno de sus grandes intelectuales: Rodolfo Stavenhagen. Sus colegas y amigos lo describen como una persona “comprometida” de “enorme congruencia ética”. ¿Cuál es el legado del científico mexicano-alemán?

El sociólogo mexicano Rodolfo Stavenhagen.

El sociólogo mexicano Rodolfo Stavenhagen.

En opinión de Francisco Valdés Ugalde, director general de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en México, Rodolfo Stavenhagen, que murió el sábado pasado (5.11.2016) a los 84 años de edad, "representó, en su sentido más comprometido, más ético y más sustantivo, lo que significa ser un científico social". Valdés Ugalde destaca la labor de Stavenhagen para impulsar y consolidar importantes instituciones científicas en América Latina.

En entrevista con DW, cuenta que, cuando las dictaduras se empezaron a extender en el cono sur y en varios países se cerró la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, "Stavenhagen contribuyó a que se abrieran la Flacso México y la Flacso Ecuador. Sin su ayuda, esto no se hubiera conseguido. Su legado es sumamente importante tanto desde el punto de vista intelectual como institucional y, desde luego, por las amistades personales que acuñó con muchísimos científicos sociales de todas las edades, en todo el continente."   

Orígenes alemanes, patria adoptiva

El sociólogo mexicano Rodolfo Stavenhagen.

Stavenhagen estudió sociología, arte y antropología.

Originario de la ciudad alemana de Fráncfort, Rodolfo Stavenhagen emigró con su familia a México huyendo del terror nazi en Europa. En 1940, a los ocho años de edad, llegó al país latinoamericano que se convertiría en su patria adoptiva. Nueve años más tarde obtuvo la nacionalidad mexicana. 

De su padre, que coleccionó arte prehispánico, heredó la pasión por las culturas autóctonas de América. También las amistades de sus padres, entre las que figuran Diego Rivera y Frida Kahlo, influyeron en la vocación de Rodolfo Stavenhagen, que estudió sociología, arte y antropología en México, Estados Unidos y Francia, donde obtuvo el doctorado en sociología en la Universidad de París.

Asimismo, fue docente en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y profesor invitado en las universidades de Harvard, Stanford, París, Ginebra y Río de Janeiro. Además fundó el Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México, así como el periódico mexicano La Jornada.

Pionero de la lucha por los derechos indígenas

El legado de Stavenhagen no se limita a un contexto nacional. Entre 2001 y 2008, se desempeñó como el primer Relator Especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Para Francisco Valdés Ugalde, "fue uno de los más importantes impulsores de la defensa de los derechos humanos desde los años 70, su contribución abrió paso a la legislación en materia de derechos humanos y la defensa efectiva, particularmente, para los pueblos indígenas."

En un artículo para La Jornada, Victoria Tauli-Corpuz, actual Relatora Especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, escribe que "el compromiso de Stavenhagen con la lucha por los derechos de los pueblos indígenas fue inquebrantable. Sus textos sobre las garantías de éstos figuran, sin duda, entre los mejores, y constituyen un legado permanente para quienes trabajamos y luchamos por los derechos de los pueblos indígenas en el mundo."

En México, por ejemplo, asesoró a los zapatistas como integrante de la comisión de seguimiento y verificación de los acuerdos de paz de este movimiento indígena con el gobierno mexicano.

Obra y reconocimientos

La vasta obra de Stavenhagen incluye títulos como "La cuestión étnica", "Derechos Humanos de los pueblos indígenas", "Conflictos étnicos y Estado nacional", así como "Derecho indígena y derechos humanos en América Latina". En palabras del director general de Flacso México, Stavenhagen "hizo preguntas clave de su época, como muestra la vigencia de su texto 'Las siete tesis equivocadas sobre América Latina' de 1965".

Su trayectoria le valió varios reconocimientos nacionales e internacionales, como el Premio Elías Sourasky en Ciencias Sociales y el Premio Martin Diskin, que otorga la Asociación de Estudios Latinoamericanos. En 2015, fue investido con el doctorado honoris causa de la Flacso. Hasta ahora solo tres científicos y tres expresidentes latinoamericanos han recibido esta distinción.

Para Valdés Ugalde, la muerte de Stavenhagen "representa la pérdida de uno de los pioneros impulsores de la lucha por los derechos de los indígenas, que aún no se logra consolidar, pero que ha contribuido a cambiar el rostro de México y la expresión de los pueblos indígenas en la escena pública".

Ver el video 26:03

Indígenas: los orígenes sepultados

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema