1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

La larga odisea de la cabeza de Lenin

Tras una larga odisea, la cabeza de la estatua de Lenin que fue desmontada en Berlín en 1991 y enterrada en un bosque, será expuesta en un museo en la capital germana.

Durante décadas, las estatuas de Lenin en los pueblos ucranianos pasaron inadvertidas. No obstante, a raíz del conflicto con Rusia, en los últimos dos años activistas ucranianos han desmontado cientos de monumentos dedicados al líder de la revolución rusa. Y, ¿cómo se maneja este tema en Alemania?

Si bien el asunto sigue siendo delicado en un país marcado por el conflicto con Rusia, se podría suponer que, 25 años después de la caída del Muro de Berlín, la capital germana sería capaz de lidiar con su pasado comunista. Al menos eso fue lo que pensó Andrea Theißen, directora de la fortaleza Ciudadela de Spandau, cuando decidió incorporar la cabeza de una estatua de Lenin a la exposición “Desvelado. Berlín y sus monumentos”.

Monumentos desaparecidos

En 1991 fue desmontada la estatua de Lenin en la capital alemana.

En 1991 fue desmontada la estatua de Lenin en la capital alemana.

No obstante, según Theißen, la serie de dificultades y obstáculos que se le presentaron muestran otra cosa: “Creímos que después de 25 años, la historia se podría ver de una forma más ligera, pero este no necesariamente es el caso”.

Pese a las protestas, en 1991, fue desmontada y destruida en Berlín una estatua de Lenin de 19 metros de altura. La cabeza del monumento, que pesaba 3,5 toneladas, fue removida el 13 de noviembre de ese año y enterrada en un bosque.

Para la exposición en la Ciudadela de Spandau, Theißen y su equipo de asesores científicos investigaron monumentos desaparecidos, entre ellos, el paradero de la estatua de Lenin. A más de dos décadas de su desaparición, el monumento aún evoca emociones en muchas personas, dice la directora de la fortaleza. Para algunos, por ejemplo, representa la opresión de la Alemania comunista.

Obstáculos políticos

Durante años, Theißen tuvo que lidiar con obstáculos políticos. En 2014, por ejemplo, el director de la Oficina de Monumentos de Berlín exigió que la cabeza no fuera exhibida separada del resto de la estatua. No obstante, el monumento de 19 metros de altura ni siquiera cabría en el edificio de exposición de nueve metros de altura.

Asimismo, el proyecto se vio amenazado por defensores del medio ambiente, puesto que en enero de 2015 se descubrió que sobre la cabeza de Lenin se había asentado una colonia de lagartijas en peligro de extinción.

Finalmente, después de una odisea de seis años, este diez de septiembre la cabeza de Lenin fue trasladada a la Ciudadela de Spandau. Según Theißen, la discusión pública solo ha hecho más interesante esta exposición.

DW recomienda