1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La Justicia de Guatemala da el primer paso para levantar la inmunidad al presidente

Pérez Molina podría ser juzgado por corrupción, si el Parlamento lo aprueba. En otra decisión judicial, quien sí será finalmente juzgado de nuevo es el antiguo dictador Ríos Montt, pese a su demencia.

La Corte Suprema de Guatemala (CSJ) resolvió este martes (25.08.2015) "por unanimidad" dar trámite al pedido de antejuicio contra el presidente del país, Otto Pérez Molina, por el que se le podría retirar la inmunidad para que sea investigada su implicación en el caso de corrupción conocido como "La Línea". El antejuicio fue solicitado el pasado viernes por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.

"Hay circunstancias que vislumbran la relación [entre Pérez Molina y 'La Línea'] como posible", sostuvo ante la prensa el portavoz de la CSJ, Ángel Pineda, quien agregó que, por este motivo es "importante" que se realicen las pesquisas oportunas. El Congreso de la República, muy dividido y sin mayorías claras, tendrá que, tras el análisis de una comisión creada a tal efecto, dar su aprobación para levantar la inmunidad al mandatario con el voto de al menos 105 de los 158 diputados. Pérez Molina ya superó un pedido de antejuicio al que dio trámite el Supremo.

Gobernantes al banquillo de acusados

También este martes fue finalmente acusada formalmente, tras la primera vista oral, la ex vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti, por el mismo caso de corrupción aduanera que Pérez. Contra ella, el juez Miguel ángel Gálvez resolvió dictar prisión preventiva.

La noticia coincidía con otra decisión judicial importante. La de que la Justicia guatemalteca no retirará el procesamiento penal contra el general retirado y exdictador Efraín Ríos Montt. Montt, a sus 89 años, deberá enfrentar el juicio pese a la demencia recientemente certificada por un equipo de especialistas con la que su defensa había intentado exonerarle del proceso, en el que se lo acusa por la matanza de 1.771 indígenas mayas ixiles durante la dictadura que gobernó el país entre 1982 y 1983.

LGC (dpa / Reuters / EFE)