1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La izquierda francesa en ruinas

François Hollande renuncia a un segundo mandato. Sin embargo, esto probablemente no mejore las posibilidades de la izquierda de ganar las elecciones presidenciales el próximo año. Elizabeth Bryant informa desde París.

El presidente francés, François Hollande, y su primer ministro, Manuel Valls.

El presidente francés, François Hollande, y su primer ministro, Manuel Valls.

El sorpresivo anuncio del presidente francés, François Hollande, de que no se presentará a un segundo mandato ha abierto la precampaña electoral de la izquierda francesa. No obstante, expertos creen que el anuncio de Hollande no tendrá mayores repercusiones sobre las elecciones presidenciales de 2017. Se espera una victoria de los conservadores.

Los observadores están convencidos de que el primer ministro Manuel Valls se presentará como candidato. Sin embargo, puesto que Valls representa el legado político de Hollande, se pronostica que tendrá pocas posibilidades de ganar.

Hollande se ha convertido en el primer presidente de la Historia reciente de Francia en declinar presentarse a reelección. Si bien defendió muchos aspectos de su trabajo, admitió que su baja popularidad –la tasa de aceptación de su gestión ha caído a un cuatro por ciento– debilitaría a la izquierda ya de por sí fragmentada. De acuerdo con una encuesta, el 80 por ciento de los franceses aprueba la decisión de Hollande.   

Luto por las víctimas del atentado de Niza.

El atentado de Niza puso a prueba la presidencia de Hollande.

 Una presidencia difícil

Durante su mandato tuvo que enfrentarse a tres terribles ataques terroristas, además del caos en Oriente Próximo y África. No logró deshacerse de su imagen de presidente indeciso ni cumplir sus promesas de crear nuevos empleos y estimular el crecimiento económico.

Además, varios ministros abandonaron su Gabinete. Dos de ellos participarán en la carrea por la presidencia. No obstante, el hecho de que Hollande haya abandonado el barco no mejora automáticamente las posibilidades de los socialistas. "Los socialistas y la izquierda siguen teniendo el mismo problema: no han logrado ponerse de acuerdo en cuestiones económicas”, dice Bruno Cautres, de la Universidad Sciences Po en París.

La falta de unidad también jugará un papel en las pre-elecciones de los socialistas el próximo mes, cuando el primer ministro Manuel Valls se enfrentará al exministro de Economía Arnaud Montebourg, que había acusado a Hollande de traicionar "los ideales de la izquierda”. Cautres cree que Manuel Valls probablemente vaya a escuchar la misma crítica.

El político francés François Fillon.

François Fillon, el candidato presidencial de los conservadores, es el favorito para ganar las elecciones.

También Emmanuel Macron, otro exministro de Economía, participará en la carrera por la presidencia. Sin embargo, podría perder apoyos en caso de que François Bayrou, un político del centro, decida presentar su candidatura.

Fillon, el favorito

De momento, el conservador François Fillon, ex primer ministro de Nicolás Sarkozy, es el favorito para ganar las elecciones presidenciales. Sin embargo, hasta ahora la clase trabajadora desilusionada parece decantarse mayoritariamente por la extrema derecha de Marine Le Pen.

"En caso de una segunda vuelta, si se llegaran a enfrentar Fillon y Le Pen, podrían pasar cosas inesperadas. El Frente Nacional podría ser visto como el defensor de la clase trabajadora”, señala Cautres. Sin embargo, el experto no cree que Le Pen vaya a ganar las elecciones.

Independientemente del resultado de éstas, los observadores advierten de un cambio radical en la política francesa. "Hay una serie de tensiones, que ejercen presión sobre la democracia francesa”, dice Cautres.

DW recomienda