1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

La izquierda, ayer y hoy

Editorialistas europeos discuten los dilemas de la izquierda histórica, representada por el Che Guevara, y también de la actual.

default

Bandera del SPD, entre nubarrones.

El periódico Le Dauphine Libéré, de la localidad francesa de Grenoble, aborda la conmemoración por el 40 aniversario luctuoso del Che Guevara del siguiente modo: „¿Qué recibiría el Che, si aún se encontrara con vida? Quizá el Premio Nobel. Vivimos en la era de los grandes honores y, claro, sabemos cómo los escandinavos suelen navegar en un mar de leyendas. Pero, ¿qué tipo de premio podría recibir Ernesto ? ¿El de Literatura ? Ello sería injusto para los auténticos escritores que desde hace mucho surgen tanto de las selvas bolivianas como de otros puntos del planeta. ¿El de la Paz? No, eso sería una broma. Quedaría el trofeo a la revolución permanente, del cual el jurado de Estocolmo no se ha ocupado. Tampoco lo ha hecho con el premio a la camiseta decorada, que seguramente sería el más adecuado para este personaje.”

Mito exitoso

En Bulgaria, el diario de derecha Dnewink dice: “La leyenda del Che Guevara es un exitoso descubrimiento de la izquierda. El mito constituye uno de los errores más grandes ya sorprendentes de la historia. Cuarenta años después de la muerte del Che Guevara y luego del infame fin del comunismo, la leyenda sigue inspirando a muchas personas. Pero si el modelo ideológico propuesto por Guevara se hubiese impuesto, tendríamos al estalinismo como sistema político mundial.”

Dilema socialdemócrata

El diario belga De Morgen habla de la izquierda actual. En concreto, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) vive un momento complejo. A este respecto, el rorativo señala: “Los electores del SPD huyen despavoridos y el nuevo partido, La Izquierda, lucra con esta pérdida de imagen de los socialdemócratas. Cada vez suenan más alto las voces que piden el cese de los giros hacia la derecha y, en caso de necesidad, el fin de la Gran Coalición con cristianodemócratas. La jefa de gobierno, la canciller Angela Merkel, aún es extraordinariamente popular en Alemania. Pero con su eterna lucha contra sus compañeros de coalición no ha hecho más que debilitar la posibilidad de sacar adelante reformas.”

Cambiar de perfil

El Neue Ruhr/Neue Rhein Zeitung hace el siguiente análisis: „La mayoría de los socialdemócratas apoya a su presidente, Kurt Beck. Éste ha puesto fin a su torneo de paciencia y desarrolla iniciativas para que el partido cobre un perfil propio. Claramente se ha dado cuenta de que el SPD sólo tendrá perspectiva electoral si se presenta como el partido de la justicia social. Es por ello que la controvertida y malquerida Agenda 2010, plataforma presentada por el gobierno de Gerhard Schröder, debe ser puesta de nuevo a discusión.”