1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La Habana y Washington chocan por ley de asilo para cubanos

Washington y La Habana difieren sobre la necesidad de derogar o mantener la Ley de Ajuste Cubano, que en plena crisis migratoria tiene varados a más de 3.500 cubanos en Centroamérica.

Refugiados cubanos a quienes la policia de Nicaragua les impide el paso hacia Costa Rica.

Refugiados cubanos a quienes la policia de Nicaragua les impide el paso hacia Costa Rica.

Cuba volvió a pedir a Estados Unidos que elimine la Ley de Ajuste Cubano y la aplicación de la llamada política de "pies secos-pies mojados", al considerar que estimulan la inmigración ilegal y son las causantes de la crisis migratoria de cubanos varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua.

Por su parte, el gobierno estadounidense reiteró que no habrá cambios en la política migratoria de Estados Unidos hacia la isla y que la administración no tiene planes de alterar la Ley de Ajuste Cubano. Washington se resiste a realizar cambios, por temor a que un anuncio de derogación lleve a los cubanos a emigrar en masa antes de que cambie esta ley.

La ciudad de Washington acogió una nueva ronda de conversaciones migratorias entre las delegaciones de Cuba y los Estados Unidos. La delegación cubana estuvo encabezada por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, mientras que al frente de la delegación estadounidense estaba el subsecretario adjunto para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee.

¿Promoción de la emigración ilegal?

Durante la reunión, la delegación cubana insistió en que la Ley de Ajuste Cubano y la política de "pies secos- pies mojados" ha estimulado la emigración ilegal, insegura y desordenada", según un comunicado de la embajada de Cuba en Washington. La Habana también considera que esta política es la causante del "tráfico de emigrantes y las entradas irregulares a los Estados Unidos desde terceros países, de ciudadanos cubanos que salen legalmente de Cuba y entran de la misma forma al primer país de destino, desde donde continúan de manera irregular hacia territorio estadounidense".

La delegación cubana consideró que tanto la política de "pies secos-pies mojados" como el "Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos" son "incoherentes con el contexto bilateral actual, entorpecen la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos y generan problemas a otros países de la región".

Asilo, solo a los que lleguen por tierra

La Ley de Ajuste Cubano de 1966 ofrece a los cubanos que llegan a Estados Unidos, independientemente de si lo han hecho legal o ilegalmente, una vía rápida a la residencia legal -un año y 1 día después de llegar al país- y más tarde a la ciudadanía estadounidense.

Según la política de "pies secos-pies mojados", Estados Unidos repatria a todos los cubanos que intercepta en el mar ("pies mojados") intentando entrar de forma irregular al país. Los que pisan suelo norteamericano ("pies secos") pueden tramitar un permiso de residencia permanente. Estados Unidos y Cuba restablecieron formalmente relaciones bilaterales el pasado mes de julio, después de más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico.

JOV (dpa, eldiario.es)

DW recomienda