1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La guerra por las drogas devora a sus hijos

Ninguna otra región del mundo sufre tanto la violencia de las drogas como Latinoamérica y, sin embargo, la mayoría de su población está en contra de la legalización de su consumo. Con una excepción, Uruguay.

Gemidos y gritos llenan el estrecho pasillo entre las celdas. Los brazos enjutos se agolpan entre las barras y solo pueden moverse un par de centímetros de un lado hacia otro. Los codos se entierran en los cuerpos de los otros presos. No hay espacio, ni piedad, ni esperanza.

En el país más grande de Sudamérica, Brasil, las cárceles están abarrotadas con 700.000 presos. Uno de cada tres está en la cárcel por un delito relacionado con las drogas.

Primero Colombia, después México

El expresidente colombiano César Gaviria.

El expresidente colombiano César Gaviria.

"Mientras el consumo de drogas sea considerado un delito, aumentarán el tráfico de drogas, la desbordante violencia y se seguirán estremeciendo las estructuras de todos los Estados”, dice el expresidente colombiano, César Gaviria a DW. “En el pasado esto fue lo que sucedió en Colombia, hoy se repite en México.”

Los cárteles de drogas han golpeado al país y a sus fundamentos. En la última década, alrededor de 100.000 personas fallecieron en las guerras por las drogas; más 20.000 constan como desaparecidos.

Varios antiguos jefes de Estado latinoamericanos, entre ellos, Ernesto Zedillo de México, Fernando Enrique Cardoso, de Brasil o César Gaviria de Colombia, quieren poner punto y final a esta guerra. Junto con otros políticos, como el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, pertenecen a la Comisión Global de Políticas de Drogas. Dicha organización aboga por una política de drogas nueva, más allá de la represión.

¿Legalización? No, gracias

Los miembros de la organización tienen mucho trabajo por delante. Aunque Latinoamérica sufre más que ninguna otra región la violencia desatada por el mundo de las drogas, la mayoría está en contra del consumo de drogas. Según las encuestas, en Brasil el 79% está en contra de la legalización de la marihuana; en México, el 77%.

Por su parte, el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga también está en contra. “El problema es el consumo. Mientras no se haga nada para reducirlo, no cambiará nada”, explica el arzobispo de Tegucigalpa a DW. El dinero del narcotráfico no se queda en Colombia, en Perú o en Bolivia. Está en las cuentas bancarias de los Estados Unidos. Maradiaga añade: ”Las Naciones Unidas tienen buenas iniciativas, pero de doble moral.”

Los tiempos han cambiado y está claro que en Latinoamérica ya no solo se cultiva la droga, sino que también se consume. Hoy se produce en laboratorios ilegales en Bolivia, Paraguay y Brasil para el mercado sudamericano, porque el negocio vale la pena. El consumo de cocaína en la región se ha casi duplicado, de 1,84 millones a 3,34 millones.

Mujer embarazada y drogadicta en Brasil.

Mujer embarazada y drogadicta en Brasil.

Brasil, a la cabeza

Uno de cada 50 adultos consume cocaína en Brasil, que, después de Estados Unidos, es el segundo país consumidor de cocaína del mundo. La guerra por los cárteles y los nuevos clientes han generado en la región el aumento masivo de la violencia. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), 41 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo se hallan en Latinoamérica.

Caracas está a la cabeza con 119,9 asesinatos por 100.000 habitantes. Después, San Pedro Sula, con 111 en Honduras, y San Salvador con 108,5. Acapulco también aparece en la lista con 104,7 por 100.000 habitantes. Brasil, con 56.000 muertos por año, alcanza el récord de muertes por asesinato en el mundo en cifras absolutas.

Cannabis con fines médicos

Pero en América Latina no faltan iniciativas para llevar a cabo una nueva política de drogas. Uruguay prueba desde hace ya dos años la legalización de la marihuana. Fue el primer país en el mundo donde el Senado, el 10 de diciembre de 2014, legalizó y reglamentó, en una votación histórica, el consumo, el cultivo y la comercialización del cannabis.

En México, el Tribunal Superior dejó libre, en noviembre de 2015, el camino hacia la legalización de la marihuana. Los jueces dieron lugar a la argumentación de la Sociedad Mexicana para el Consumo Personal de Marihuana (SMART), que había presentado una demanda contra la prohibición del consumo de cannabis. El veredicto es considerado en México como un paso adelante que podría revertir la política prohibicionista.

Además, a pesar de las prohibiciones, muchos países están de acuerdo en la relevancia médica de la marihuana. Entretanto, en Perú, Brasil, Chile y Colombia es legal cultivar dicha planta para uso terapéutico.

Es por eso que también en Latinoamérica se hace cada vez más difícil explicar por qué el cannabis se receta con fines médicos, y, al mismo tiempo, su uso puede ser penalizable.

DW recomienda