1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La derecha europea se reúne en Coblenza

Este sábado aparecerán públicamente por primera vez de forma conjunta Frauke Petry y Marine Le Pen. Se trata de una cuestión polémica incluso dentro del propio partido populista de derechas alemán AfD.

A Frauke Petry le preocupa su reputación: no quiere ser considerada como extremista de derechas. Tampoco quiere que se encasille como tal a su partido, la Alternativa para Alemania o AfD. Petry ha calificado de "carga para el partido" al líder de la AfD en Turingia, Björn Höcke, por haber  pronunciado un controvertido dicurso  sobre una supuesta interpretación  falsa de la historia alemana. Además, los reparos de Petry le impidieron durante largo tiempo entrar en contacto con Marine Le Pen, del Frente Nacional francés, ya que este partido es considerado, como mínimo, un punto más radical que la AfD. 

A pesar de ello, o precisamente por ello, el Frente Nacional tiene éxito. En las más recientes elecciones europeas, los resultados lo situaron como el partido más fuerte de Francia y se cree que Marine Le Pen logrará llegar al balotaje presidencial en abril y mayo. En sus orientaciones básicas, ambos partidos no están muy alejados: los dos están contra la inmigración, miran con ojos muy críticos el islam, rechazan el euro y la Unión Europea en su actual forma y quieren más soberanía para su país. Todo ello también se puede aplicar al holandés Geert Wilders, del Partido para la Libertad.

Meuthen: "Nada que ver con la AfD"

El pasado verano, Frauke Petry se reunió secretamente con Marine Le Pen. Este sábado (21.01.2017) aparecerá de forma pública junto con Le Pen, Wilders y Matteo Salvini, de la Liga Norte italiana. Pero la AfD no es la artífice del encuentro entre partidos. En realidad, todo lo ha tramado el esposo de Petry, con quien contrajo matrimonio recientemente, el presidente de la AfD en el estado de Renania del Norte-Westfalia, Marcus Pretzell. Pretzell es eurodiputado de la AfD en el Parlamento Europeo y es el único de su partido que se ha unido al FNE, el Frente Nacional Europeo, cuya fuerza dominante es el Frente Nacional francés. Sin embargo, la única colega de partido de Pretzell en Europa, Beatrix von Storch, está en un frente distinto, llamado Europa de la libertad y la Democracia directa, donde llevan la voz cantante el partido independentista británico y el movimiento italiano Cinco Estrellas. 

Deutschland Beatrix von Storch und Marcus Pretzell (picture-alliance/dpa/P. Seeger)

Beatrix von Storch y Marcus Pretzell, diputados de la AfD en el Parlamento Europeo.

Hay gente en la AfD que piensa que no es adecuado que Petry haga acto de presencia en Coblenza. "Eso es un evento del Frente Nacional Europeo, con el que la AfD no tiene nada que ver", opina Jörg Meuthen, quien, curiosamente, lidera junto a Petry el partido alemán. Georg Pazderski, líder de la AfD en Berlín, cree que la AfD debería distanciarse del Frente Nacional, cuya política económica considera  "demasiado socialista". En realidad, el Frente Nacional se ocupa más por aislarse frente a la globalización que la AfD, más bien liberal en el terreno económico.

Los nacionalistas actúan de forma internacional

En cualquier caso, los políticos de derechas que se congregan en Coblenza este fin de semana no quieren reconocer diferencias entre ellos. "En Coblenza se reúne  la clase política líder de la nueva Europa, aquellos que están cerca de acceder al poder en sus países", dice, de forma algo prematura, la invitación. En marzo habrá elecciones parlamentarias en Holanda, en abril y mayo serán las presidenciales francesas y en septiembre los comicios en Alemania.

En los tres casos, la derecha obtendrá buenos resultados, pero no está previsto que asuma responsabilidades de gobierno. Emmanuelle Reungoat, de la Universidad de Montpellier, cree que a Le Pen, Wilders y Petry les importa, sobre todo, "beneficiarse de la popularidad que tienen". Claire Demesmay, de la Sociedad alemana de Política Exterior agrega: "Para estos partidos es muy importante demostrar que tienen socios internacionales".

Manifestación en Coblenza 

Está claro que el encuentro no despierta el entusiamo de todo el mundo.  Coblenza teme por su imagen. El alcalde de esta ciudad, Joachim Hofmann-Göttig, del partido socialdemócrata SPD, ha dicho: "Los populistas de derechas son calurosamente no bienvenidos". Pero legalmente no pudo hacer nada por impedirlo. "Si lo hubiéramos hecho, nos hubieran demandado", asegura el alcalde.

Estará contento de que se haya formado una amplia alianza en contra que, bajo el lema "Coblenza sigue siendo multicultural", se manifestará este sábado. Sigmar Gabriel, líder del SPD y vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel, quiere participar en la marcha, así como representantes de Los Verdes y de La Izquierda e incluso el ministro de Exteriores socialdemócrata de Luxemburgo, Jean Asselborn. "No debemos dejar el futuro de este continente en manos de los nacionalistas", dijo Asselborn a la agencia de noticias alemana DPA.

No solo es polémico el encuentro de los populistas de derechas, sino también su relación con los medios, ya que, por culpa de un artículo supuestamente parcial, Pretzell ha negado la acreditación de prensa a muchos medios, entre ellos, los públicos. A pesar de ello, todos queremos informar. También Deutsche Welle.

DW recomienda