1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La curiosa pelea por el trofeo de pichichi

A falta de dos fechas para que concluya la Bundesliga, la lucha por el galardón de máximo goleador de la temporada alemana se ha puesto interesante, entre otras cosas porque la puede ganar un futbolista que ya no juega.

Cuando se revisa la clasificación de goleadores del fútbol alemán, salta a la vista que el líder, Alexander Meier, del Fráncfort (en la foto), lleva ya más de un mes sin jugar al fútbol por culpa de una lesión en la rodilla que lo obligó a retirarse de las canchas, a donde no regresará antes del próximo mes de octubre.

Pese a estar parado, Meier se mantiene en el primer lugar en la carrera por convertirse en el pichichi de la Bundesliga, gracias a los 19 goles convertidos en los 26 partidos en los que participó esta temporada. El delantero del Fráncfort tiene así muchas opciones de convertirse en el sucesor de Robert Lewandowski, quien conquistó ese honor el año pasado con apenas una anotación más -veinte- de las conseguidas por Meier.

Alexander Meier podría también establecer un récord histórico en la Bundesliga, de convertirse en goleador de la temporada, un título que, en lo que llevamos de siglo XXI, ningún otro futbolista ha logrado estando lesionado y sin participar en la recta final del campeonato. Además, el delantero sería el tercer pichichi alemán que menos partidos necesitó para el título, superado tan solo por el brasileño Grafite (25 partidos y 28 goles), y el legendario artillero alemán Miroslav Klose (26 partidos y 25 goles).

Los otros aspirantes

Para poder hacer realidad todo esto, la fortuna también tiene que aliarse con el futbolista alemán, que tiene 32 años. Hasta ahora, las opciones de Meier de ganar el premio al goleador de la Bundesliga se mantienen intactas, porque su principal competidor, el holandés Arjen Robben, también está fuera de batalla.

El atacante del Bayern amenazaba con rebasar a Meier en virtud a su gran efectividad. Robben venía anotando en promedio casi un gol por partido (cada 98 minutos), pero su cuenta paró en 17, después de sufrir dos lesiones. La primera, un tirón en los músculos abdominales, lo frenó durante cinco semanas. La segunda, un desgarre sufrido el día de su reaparición, significó para él el final de la temporada.

Ahora la gran amenaza al liderato de Alexander Meier es el defensor del título del pichichi, el delantero polaco del Bayern Robert Lewandowski, quien acumula 16 goles. También constituyen un riesgo quienes vienes detrás suyo empujando con fuerza: Pierre-Emerick Aubameyang del Dortmund, y Bast Dost del Wolfsburgo, ambos con 14 anotaciones. Más lejos, pero aún con opciones reales de alzarse con el trofeo de goleador de la Bundesliga, están Thomas Müller del Bayern, y el argentino Franco Di Santo, del Bremen, con 13 tantos.

De todas formas y, dado lo avanzado que se encuentra el torneo alemán, descontar tres, cinco o hasta seis goles en apenas dos fechas es algo poco probable. Por eso, si Lewandowski no explota en las jornadas que aún quedan de Bundesliga y remonta la desventaja, el nuevo goleador del fútbol alemán será Alexander Meier.

El delantero del Fráncfort recibiría su trofeo, el cañón de goleador, en su lugar de convalecencia, pese a no haber terminado la temporada jugando. Algo único en la Bundesliga.