1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La cumbre de los extremos

En Hamburgo comenzó la cumbre del G20. A Angela Merkel le esperan conversaciones difíciles y la compleja tarea de intentar restablece consensos entre los participantes.

Fuera del recinto ferial de Hamburgo, cordones policiales y carros lanza agua; adentro, apretones de manos y fotos de bienvenida a con los gobernantes más poderosos del mundo. Angela Merkel recibió en la mañana a Donald Trump, Vladimir Putin y Xi Jinping, presidentes de Estados Unidos, Rusia y China, respectivamente, para realizar una primera reunión de trabajo.

Información de trasfondo:

G20: egoísmo nacional y objetivos globales

G20 Gipfel in Hamburg | Donald Trump & Angela Merkel (Reuters/M. Schrader)

Un huésped complicado.

Trump golpeteó jovialmente el brazo de Merkel, para luego mostrar su mano empuñada a los fotógrafos. Más recatada fue la llegada el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, quien toma parte por primera vez en el encuentro de los 19 principales países industrializados y emergentes, más la UE.

El tema de la ronda inicial: el combate contra el terrorismo. Un punto en que los participantes concuerdan y que, por lo mismo, era apropiado para generar una atmósfera constructiva de diálogo. Eso se requerirá con urgencia al abordar más tarde los grandes temas no resueltos: la protección del clima y la política comercial. En ambas materias, Estados Unidos se ha apartado del consenso imperante hasta ahora entre los países del G20, que siempre defendieron el libre comercio y se manifestaron contra el proteccionismo.

Libre comercio

¿Bastará la influencia de Angela Merkel para restablecer el consenso en el G20? "Merkel tendrá que hacer valer todo su peso”, dijo al comienzo de la cumbre el presidente de la Comisión de la Unión Europea, Jean-Claude Juncker, agregando: "Sin embargo, ella sabe que no puede hacerlo sola, ni tiene que hacerlo sola”.

EU-Japan- Gipfel in Brüssel (picture-alliance/abaca/D. Aydemir )

La UE y Japón quieren dar ejemplo en materia de libre comercio.

La Unión Europea respalda a la presidencia alemana del G20 mediante el acuerdo comercial alcanzado en la víspera con Japón, que ha de ser un modelo de libre comercio operativo. Gracias a ese acuerdo, la UE podrá incrementar en un 30 por ciento sus exportaciones  Japón, según vaticinó Juncker, quien rechazó el "recurso simple del proteccionismo” en forma tajante. "Ese sería el camino equivocado”, aseguró. Y advirtió que la UE "reaccionará adecuadamente” a eventuales aranceles punitivos de Estados Unidos contra importaciones de acero de otros países.

¿Se ahondará la brecha?

¿Se abrirán entonces en Hamburgo nuevas brechas entre Estados Unidos y la Europa? Más allá de la política comercial, el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, se mostró cautelosamente optimista, luego de que Trump se declarara sin ambigüedad a favor del pacto defensivo de la OTAN, durante su visita a Varsovia. "La pregunta es: ¿se trató de algo excepcional, o hay una nueva política?”, comentó Tusk.

Lo mismo se preguntarán muchos participantes en la cumbre de Hamburgo con respecto al comunicado final, que suele aprobarse por unanimidad. En lo tocante a la política ambiental no se perfila entendimiento, después de que Estados Unidos diera la espalda al Acuerdo de París contra el cambio climático. El tema figuraba en la agenda de la reunión de este viernes por la tarde, a la que Putin y Trump declinaron asistir para sostener su primera reunión personal. Dada la tensión imperante entre sus respectivos países, ese encuentro era considerado uno de los más relevantes de toda la cumbre.

Ver el video 01:21

¿Qué espera la población del G20?

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema