1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Historia

La Cruz Roja: punto de encuentro

El servicio de búsqueda de la Cruz Roja Alemana cumple 70 años. Comenzó siguiendo el rastro de los desaparecidos durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy su labor mantiene su importancia.

El servicio de búsqueda de la Cruz Roja Alemana

El servicio de búsqueda de la Cruz Roja Alemana

A finales de 2014, Helga Worzischek, de 74 años, llenó un formulario de búsqueda en el sitio de internet de la Cruz Roja Alemana. Quería saber qué había pasado con su padre, Emil Zippro, quien jamás regresó del frente oriental durante la Segunda Guerra Mundial. “Mi madre, luego de investigaciones que nunca conocí, dejó que lo declararan muerto”, escribió Worzischeck al completar el formulario. Ella no recuerda a su padre, pero “mientras más envejezco, más pienso en él y en lo que podría haberle pasado hasta que murió en algún lugar de Rusia.” La solicitud era el último recurso de Helga Worzischeck para averiguar el destino de su padre.

Vistazo a archivos soviéticos

Aún falta por aclarar el destino de más de un millón de alemanes que participaron en la Segunda guerra Mundial

Aún falta por aclarar el destino de más de un millón de alemanes que participaron en la Segunda guerra Mundial

Después de la Segunda Guerra Mundial, uno de cada cuatro alemanes buscaba o era buscado por sus familiares. Entre 1945 y 1950, la Cruz Roja Alemana resolvió cerca de nueve millones de casos. Hoy, el organismo cuenta con una base de datos digitalizada, lo cual en general agiliza el procedimiento. Además, la CRA tiene hoy acceso a los archivos soviéticos. “El Ejército Rojo fue muy minucioso en la documentación de sus prisioneros de guerra”, dice Ronald Reimann, subdirector del servicio de búsqueda en la CRA.

En el caso de Emil Zippro, el organismo descubrió que tras ser liberado cayó en manos del ejército soviético y fue hecho prisionero de guerra el 24 de marzo de 1945. Permaneció primero en Danzig y fue trasladado varias veces hasta que murió el 16 de abril de 1948 en el campo de internamiento de Orsk, 1.800 kilómetros al sudeste de Moscú. Su cuerpo no resistió a las condiciones de internamiento. Helga Worzischeck obtuvo la claridad que tanto había buscado.

Buscando refugiados

La CRA se ocupa hoy de los migrantes y desplazados

La CRA se ocupa hoy de los migrantes y desplazados

Ronald Reimann afirma que el servicio de búsqueda de la CRA se ocupa hoy de “migrantes que en su travesía hacia Europa a veces se ven separados bajo condiciones muy dramáticas.” A fin de que se reencuentren, unas 20 filiales europeas de la Cruz Roja Internacional y la Media Luna fundaron un sitio de internet en el que son colocadas fotografías de los migrantes junto con peticiones específicas: 'busco a mi esposa, busco a mi hermano, o busco a mi hijo'.”

El servicio tiene cuidado de no publicar datos personales sensibles, a fin de proteger a los refugiados. ¿Entorpece con ello la labor de las autoridades? “Para la Cruz Roja es fundamental mantener su independencia respecto al Estado”, dice Reimann. Quien utiliza el servicio pude confiar en su absoluta confidencialidad. “No tenemos ningún intercambio, por ejemplo, con las autoridades migratorias”, subraya.

¿Llegará el servicio de búsqueda de la CRA a cumplir un siglo de vida? “Por desgracia, sí”, acota Reimann. En Alemania, el organismo aún se ocupa de muchos casos relacionados con la Segunda Guerra Mundial. Pero además, “actualmente existen en todo el mundo 50 millones de familias desplazadas. Y el desplazamiento lleva a que se separen.” Por eso, agrega el especialista, no bastarían ni los próximos cien años para cumplir todos los retos que implica el trabajo de volverlos a unir.

DW recomienda