1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La Conferencia de Seguridad de Múnich en ocho puntos

Es la capital de Baviera, pero Múnich no juega un papel importante en el calendario político mundial. La gran excepción tiene lugar en febrero. Acá ocho preguntas y respuestas sobre la Conferencia de Seguridad.

1 ¿Por qué tiene tanta importancia la Conferencia de Seguridad de Múnich?

La Conferencia de Seguridad de Múnich es una plataforma mundial única de las élites internacionales sobre política de seguridad. No hay otro lugar del mundo que  reúna a tantos representantes de Gobiernos y expertos en seguridad. La Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, situó la Conferencia de Seguridad de Múnich por cuarta vez consecutiva como el mejor evento de tanques de pensamiento del mundo. Su importancia no reside solo en el programa. Más significativo que eso es la posibilidad que tienen los actores políticos de encontrarse de manera informal en pasillos y diversos espacios, conocerse, compartir información, redefinir sus posiciones y fijar líneas rojas. 

2. ¿Quién acude a la Conferencia de Seguridad de Múnich?

Se calcula que asistirán más de 500 participantes de alto rango procedentes de todo el mundo. El Gobierno alemán está representado con la canciller, Angela Merkel, y varios ministros. El ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, también viaja a Múnich, así como la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, el ministro del Interior, Thomas de Maizière y el ministro de Desarrollo, Gerd Müller. Se espera que acudan un total de 16 jefes de Estado, 47 ministros de Exteriores, 30 ministros de Defensa, 59 representantes de organizaciones internacionales y 65 directivos de empresas. Esta es una de las primeras ocasiones para conocer a la nueva administración estadounidense. Está anunciada la presencia del vicepresidente, Mike Pence, del secretario de Defensa, James Mattis, y del secretario de Seguridad Interior, John Kelly. También habrá políticos de alto rango de los Gobiernos de Rusia y China.

3. ¿Cuáles son los temas de la Conferencia de Seguridad de Múnich?

El Informe de Seguridad de Múnich publicado antes del encuentro lleva por título "¿Post-verdad, Post-Occidente, Post-orden?". Los temas básicos de discusión son la creciente inseguridad tras la elección de Donald Trump y la sensación extendida de encontrarnos en la transición hacia un nuevo orden mundial del que aún poco se sabe. Se tratará sobre el futuro de las relaciones trasatlánticas tras la crisis en Ucrania y las relaciones entre Occidente y Rusia. Además, se hablará sobre la situación de seguridad en la zona del Pacífico, no solo en Corea del Norte. Se debatirá sobre seguridad cibernética, así como sobre extremismo, terrorismo, guerra y paz en Cercano Oriente. Algunos participantes ya se han visto antes de la Conferencia de Múnich en el encuentro de ministros de Exteriores del G20 en Bonn y en la cumbre de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas. Y volverán a sentarse juntos la próxima semana en Ginebra durante las conversaciones de paz sobre Siria.

4. ¿Dónde tiene lugar la Conferencia de Seguridad de Múnich?

Extrañamente para un evento de este tamaño, que cuenta con representantes de muchos Gobiernos de todo el mundo, se celebra en el centro de la ciudad de Múnich, en el hotel de lujo Bayerischer Hof. Cuenta con 340 habitaciones, 65 de las cuales son suites, y 40 salas de reuniones. No es un lugar pequeño, pero está a rebosar. Pero los participantes valoran la intimidad del establecimiento y su situación central. El hotel es atendido por los 700 trabajadores habituales, más un refuerzo de 250 personas. Junto con el Adlon de Berlín, el Bayerischer Hof es uno de los que más dinero mueve de Alemania. La Conferencia de Seguridad de Múnich contribuye a ello de dos maneras: primero por la propia celebración del evento, porque se produce ocupación completa y se despachan 1.500 comidas, 16.000 tazas de café y unas 2.000 botellas de cerveza. Y segundo, por la publicidad gratuita: el hotel cuenta con una presencia mediática única durante los tres días de celebración de la Conferencia.

5. ¿Con qué seguridad cuenta el evento?

Habrá un área de seguridad a lo largo de las jornadas, que solo podrá ser atravesada por quienes porten una acreditación válida. El año pasado  hubo un despliegue de 3.700 policías. Este año esa cifra se verá ligeramente aumentada. Si se compara con los 24.000 policías que se ocuparon de la Seguridad de la cumbre del G7 en 2015 en el castillo bávaro de Elmau, el evento de Múnich es más bien austero.

Deutschland Sigmar Gabriel G20 in München (Getty Images/AFP/P. Stollarz)

Sigmar Gabriel, ministro de Exteriores alemán, durante la cumbre de ministros de Exteriores de Bonn.

6. ¿Habrá manifestaciones?

Hay anunciadas manifestaciones, en total, nueve. Se protesta contra la propia celebración del evento, contra la militarización y contra la guerra. Pero a los participantes que se encuentren en el hotel Bayerischer Hof les llegará poco de las protestas.  

7. ¿Desde cuándo se celebra la Conferencia de Seguridad?

La Conferencia de Seguridad de Múnich nació en 1963, pero entonces se llamó "Encuentro de Inteligencia Militar”. Sus padres fundadores fueron el editor alemán Ewald von Kleist, quien apoyó la resistencia contra Adolf Hitler durante el Tercer Reich, y el físico Edward Teller, de origen húngaro, con raíces judías, quien después se convirtió en Estados Unidos en uno de los padres de la bomba de hidrógeno. La Conferencia fue después cambiando de nombre hasta el actual. A lo largo de las más de 50 celebraciones del evento, los temas se han ido abriendo, desde los puramente trasatlánticos al principio hasta las cuestiones sobre seguridad global.

8. ¿Cómo se financia la Conferencia de Seguridad?

La Conferencia de Seguridad de Múnich se presenta como evento independiente. En realidad, la Fundación Conferencia de Seguridad de Múnich, organizadora del encuentro, recibe un apoyo económico estatal masivo. Según datos del propio Gobierno federal en respuesta a una pregunta formulada por diputados de La Izquierda, en 2015 ese apoyo se tradujo en 500.000 euros para proyecto y 700.000 euros para personal y costos administrativos. Además, se financia mediante el patrocinio de grandes firmas alemanas e internacionales.

DW recomienda