La casa natal de Hitler será demolida | Historia | DW | 17.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Historia

La casa natal de Hitler será demolida

Esta casa de Braunau, cerca de Salzburgo, no es un edificio cualquiera. Es un objeto de interés histórico desde hace décadas porque aquí nació Hitler. El Ministerio del Interior austríaco decidió demolerla.

La casa de la localidad austríaca de Braunau am Inn donde nació Hitler es algo así como un punto negro en la historia de esta localidad, situada en la frontera con Alemania. Aquí llegó al mundo el hijo de la sirvienta Klara Pölzl el 20 de abril de 1889. A pesar de que Hitler sólo vivió en la planta baja de esta casa de tres pisos con rejas en las ventanas durante sus primeros meses de vida, este tiempo fue suficiente para cargar de un discutible valor a la propiedad.

Que la madre de Adolf Hitler decidiera dar a luz en esa vivienda es algo que maldicen todos los días los 17.000 habitantes de esta localidad. Núremberg también carga con un oscuro pasado nacionalsocialista. Fue la ciudad de las marchas y las reuniones anuales del partido nazi, algo mucho peor que lo ocurrido en Braunau. La diferencia es que, hoy en día, la gente piensa en el mercado navideño y en el pan de jengibre de Núremberg. Braunau, por el contrario, solo recuerda a Hitler.

Sobre el futuro de la casa decide Viena

A mediados de julio el gobierno austríaco votó un proyecto de ley para convertir la casa en propiedad del Estado. Concretamente, decidió que el propietario debe ser expropiado e indemnizado. El Estado austriaco arrienda la propiedad desde mediados de la década de 1970. A día de hoy el alquiler mensual asciende a casi 5.000 euros. Aunque hasta 2011 el edificio albergó un taller para minusválidos, desde entonces la casa se encuentra vacía.

Ver el video 02:20
Now live
02:20 minutos

La casa donde nació Adolf Hitler

La dueña de la propiedad desempeña un papel bastante irritante en este asunto desde hace décadas. Al principio quiso vender la propiedad. Más tarde, cuando aparecieron interesados con orientaciones políticas cuestionables, cambió de parecer. Durante todo este tiempo hizo renovaciones y obras necesarias.

Nunca hubo consenso sobre cómo utilizar el edificio en el futuro. Las opciones que se barajaban iban desde su demolición hasta la construcción de un monumento en los casi 600 metros cuadrados que ocupa la casa. Hasta que el Ministerio del Interior de Viena nombró una comisión encargada de decidir sobre ella. La decisión se tomó el lunes (17.10.2016). En declaraciones a Die Presse, el ministro del Interior austríaco, Wolfgang Sobotka, dijo que "la casa de Hitler será demolida. El sótano puede quedar, pero encima se construirá un edificio nuevo".

Geburtshaus Adolf Hitler in Braunau (picture-alliance/dpa)

Un coche de caballos parado ante la casa donde nació el Führer.

La eterna búsqueda de una solución definitiva

La casa pone nerviosos a los habitantes de Braunau desde hace décadas. El drama por fin ha terminado. En abril, el Ministerio lanzó el proyecto de ley para expropiar la casa a Gerlinde Pommer-Angloher. Su familia pagó 25.000 marcos alemanes por el inmueble después de la guerra. El estado alquila la casa desde 1972 y en el contrato dice explícitamente que no se puede utilizar en un "contexto histórico”. Tampoco se puede convertir en un monumento a las víctimas del nazismo. El por qué nadie lo sabe, y la casera no dice nada al respecto. Si en el futuro se convertirá en una estación de bomberos, una comisaría de policía o una sucursal bancaria es una pregunta que sigue abierta.

Autor: Volker Wagener.


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema