“La Bundesliga ya tiene lo que necesitaba” | Deportes | DW | 05.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

“La Bundesliga ya tiene lo que necesitaba”

El exárbitro FIFA alemán Bernd Heynemann conversó con Deutsche Welle sobre la importancia de la introducción de la tecnología de línea de gol en la Bundesliga y los riesgos de un fútbol controlado por la técnica.

Bernd Heynemann pitó en la Bundesliga, en los torneos de clubes continentales, en juegos de selecciones, y en la Eurocopa de 1996 y el Mundial de Francia 1998, antes de asumir el trabajo de evaluar a sus colegas por encargo de la Federación Alemana de Fútbol y la UEFA. Deutsche Welle habló con el exárbitro FIFA alemán para entender mejor los pros y los contras de la tecnología en el fútbol.

Señor Heynemann, la Bundesliga contará a partir de la próxima temporada con la tecnología de línea de gol. ¿Qué opinión le merece esa novedad?

Después de haber desaprovechado la primera oportunidad el año pasado, en esta ocasión la Bundesliga tomó la decisión correcta. La tecnología de línea de gol es una gran ayuda para cualquier torneo importante del mundo, y la Bundesliga se cuenta entre ellos. Ya aquí tuvimos los casos recientes del gol fantasma en Hoffenheim, y la bochornosa final de la última Copa Alemana entre Bayern y Dortmund marcada por un debate en torno a una anotación que no fue reconocida. A partir de la próxima temporada no existirán más discusiones.

¿Qué tan necesaria es esa tecnología en la Bundesliga?

Todos los que han jugado alguna vez al fútbol saben que el gol no es solo decisivo en cada partido, sino que también es lo más bello que tiene el juego. Por eso todos coincidimos en que cuando hay un gol legítimo existe la obligación de reconocerlo y hacer justicia. A la Bundesliga llega una ayuda que se necesitaba, y que además apoya a los árbitros sin socavar su autoridad pues se limita a informar si el balón traspasó o no la línea de gol.

¿Qué efectos tiene la nueva herramienta en el trabajo arbitral?

Al árbitro se le quita mucha presión, y se le alivia la carga. Hay situaciones críticas en las que la duda de un árbitro sobre si el balón pasó o no la línea, sobre si hubo o no gol, termina ejerciendo una influencia grande sobre el desarrollo que toma un partido. Ellos saben que errores de ese tipo pueden terminar decidiendo un campeonato o un título. Ahora será más simple. El reglamento habla de que hay un gol cuando el todo el balón atraviesa la línea debajo del travesaño entre los dos postes y está fuera de la cancha, y eso es algo que en situaciones especiales una cámara capta mejor que el ojo humano, que no sabe si fue el 20, el 60 o el 100 por ciento del balón el que entró en el arco.

¿No se despoja de poder al ser humano, al árbitro?

No, los árbitros de la Bundesliga conservarán su poder, incluso será mayor porque reinará claridad sobre si hubo o no gol. La duda, cuando aparezca, se esclarecerá sin afectar la autoridad de los árbitros. No hay que olvidar que en los partidos de la UEFA (Eurocopa, Champions League y Liga de Europa) hemos visto árbitros detrás de la portería a los que en variadas ocasiones también se les ha escapado la concesión de uno que otro gol. No, esa herramienta estaba en mora de ser implementada, aún más después de que en el Mundial de Brasil comprobó su efectividad.

¿Tendremos que ir acostumbrándonos a que el fútbol cada vez contará con más ayudas tecnológicas?

Una cosa es clara: con la introducción de la tecnología de línea de gol se ha abierto la puerta a los cambios en la esencia del trabajo arbitral.

¿Como cuáles?

Ya en Holanda se experimenta con un árbitro que se sienta en una cabina desde la que ve toda la cancha y desde la cual sigue el juego. Cuando pasa algo él le da instrucciones por radio a los que están en la cancha y les dice si hubo fuera de lugar, o si la falta sancionada merece tarjeta amarilla o roja. Pero para ser sinceros, el fútbol no necesita eso.

El exárbitro alemán Bernd Heynemann considera que el fútbol ya tiene toda la tecnología que necesita.

El exárbitro alemán Bernd Heynemann considera que el fútbol ya tiene toda la tecnología que necesita.

¿Por qué?

Porque hay que respetar y proteger la autoridad de los árbitros del partido. La tecnología de línea de gol es una herramienta que aclara, no que dirige. Por eso es bienvenida, pero lo demás hay que dejárselo a los árbitros. El fútbol no necesita más tecnología.

¿Debe ser este el punto final de la avanzada tecnológica en el fútbol?

Ya tenemos suficientes herramientas de ayuda: el sistema de comunicación por radio entre los árbitros, la tecnología de línea de gol, el aerosol evanescente para demarcar el punto de cobro de los tiros libres. Actualmente el fútbol no necesita más, ya tenemos lo que se requería y aquí podemos detenernos, de lo contrario vamos a terminar jugando como en las consolas de Play Station, en detrimento de nuestro deporte.

¿En qué sentido?

No se debe abusar de las ayudas porque se correría el peligro de convertir a los árbitros en marionetas de la tecnología, en actores sin autoridad, manejados a control remoto. Si el fútbol se desarrolla en esa dirección entonces en algún momento los árbitros van a ser innecesarios pues todo el partido se va a poder conducir a larga distancia, desde una cabina de control. Llegar a esos extremos le hará mucho daño al fútbol.

Una última pregunta señor Heynemann: ¿es cierto que el gol no reconocido de Frank Lampard en el partido de Alemania contra Inglaterra en el Mundial del 2010 terminó siendo decisivo en el desarrollo de la tecnología de línea de gol?

Ese gol, claro pero no concedido, tiene un valor histórico muy grande pues fue el que le dio el mayor impulso a la tecnología de línea de gol, que ya en el 2010 existía pero era motivo de diferencias entre la FIFA que lo apoyaba, y la UEFA, que a través de Michel Platini abogaba más por el factor humano y un árbitro de portería. En el disparo de Lampard, pese a que el balón traspasó la línea de gol de la portería alemana por más de medio metro, no fue reconocido, pero atizó una discusión que derivó en la bienvenida a la tecnología. Al final, Joseph Blatter se impuso, llevó la tecnología al Mundial de Brasil y ella demostró allí su efectividad. Un año después llega a la Bundesliga, donde goles fantasmas como el de Leverkusen en Hoffenheim no se verán nunca más.