1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La Bundesliga juega para los refugiados

En las últimas semanas a Alemania han llegado miles y miles de refugiados. La Bundesliga ha manifestado su deseo de extenderles la mano y ayudarlos a través de diferentes acciones dentro y fuera de las canchas.

Los aficionados del Dortmund han dejado clara su posición en la tribuna del estadio: de corazón bienvenidos.

Los aficionados del Dortmund han dejado clara su posición en la tribuna del estadio: de corazón bienvenidos.

En el partido del próximo sábado contra el Augsburgo, los futbolistas del Bayern Múnich entrarán al campo de juego del estadio Allianz Arena de la mano de dos niños. A la derecha un chico alemán, a la izquierda un pequeño hijo de una familia de refugiados. El acto protocolario será un gesto simbólico de bienvenida a todas esas personas obligadas a abandonar sus países escapando de la guerra.

El mensaje de integración vendrá acompañado de ayuda práctica: el Bayern no solo donará un millón de euros que se recaudarán en un partido benéfico, sino que en las instalaciones del equipo juvenil establecerá un campamento de entrenamientos para niños refugiados a los que también les brindará la dotación deportiva, alimentación y clases del idioma alemán.

Al igual que el club bávaro, los otros 17 equipos de la Bundesliga también han puesto manos a la obra en campañas de solidaridad y ayuda al flujo de refugiados que está llegando a Alemania. El Dortmund, por ejemplo, financió la compra de autos para un campo de refugiados, ha invitado a varios de ellos a presenciar sus partidos, y en su página de Internet ha incluido una sección dedicada exclusivamente a informar a la afición respecto a la situación que atraviesa el grupo de personas que está llegando al país, motivándolos de paso a vincularse activamente en su recepción e integración en la sociedad.

El Schalke, por su parte, adelanta la campaña “Levántate”, coordinada por su exjugador de origen africano Gerald Asamoah. En un emocional video, el equipo de Gelsenkirchen conminó a sus seguidores, y al público en general, a entender mejor la situación de los refugiados, explicándoles el valor fundamental de los derechos humanos.

Además, Schalke creó la “Caja amiga”, donde recibe donaciones de ropa, juguetes y otros utensilios de uso cotidiano. En Hamburgo, entretanto, el parqueadero del estadio se ha adecuado para recibir a 1300 refugiados. Otros clubes como el Maguncia, el Colonia, el Fráncfort y el Darmstadt, han hecho donaciones en dinero (hasta 150.000 euros) y materiales deportivos (uniformes, zapatos y balones).

La liga también ayuda

El fútbol alemán también le da la mano a los refugiados.

El fútbol alemán también le da la mano a los refugiados.

Institucionalmente la Bundesliga ha organizado diversas acciones y campañas a través de sus fundaciones de trabajo social. Una de ellas, con el nombre de “Bienvenidos al fútbol”, puso a disposición de distintos proyectos de asistencia a los refugiados 750.000 euros.

La Fundación Egidius Braun sacó adelante la iniciativa “1-0 por la bienvenida” en la que 500 clubes de fútbol aficionado en Alemania trabajaron codo a codo para integrar en sus equipos a refugiados interesados en jugar regularmente. Los clubes participantes reciben a manera de incentivo una subvención con la que pueden cubrir los gastos operativos que genere el acoger a los refugiados en sus planteles.

Pero aún más interesantes son las iniciativas que los propios aficionados llevan a los estadios con el montaje de coreografías y el despliegue de pancartas solidarias con mensajes como “Bienvenidos refugiados” que se mostró en Dortmund, o “Los entrenadores vienen y van, pero los refugiados deben quedarse”, con el que se expresó la tribuna en el estadio Millerntor del St. Pauli. Así, los clubes, las directivas de la Bundesliga, los aficionados y hasta los propios jugadores, han extendido la mano a los recién llegados a Alemania.

DW recomienda