1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Líderes iraquíes condenan asalto al Parlamento

Las principales autoridades de Irak pidieron el arresto de quienes protagonizaron violentos enfrentamientos dentro de la sede parlamentaria de ese país.

Los dirigentes y líderes políticos iraquíes se reunieron hoy domingo (01.05.2016) con carácter de urgente para discutir de manera franca y completa la crisis que vive el país. Esto después de los incidentes protagonizados por cientos de manifestantes que irrumpieron ayer (03.04.2016) en la fortificada Zona Verde de Bagdad, e incluso se tomaron la sede del Parlamento.

El presidente iraquí, Fuad Masum, el primer ministro, Haidar al Abadi, el presidente del Parlamento, Salim al Yaburi, y representantes de las fuerzas políticas entregaron un comunicado después de la reunión. En el documento dado a conocer a la prensa, condenan los altercados violentos, calificando de “peligrosa agresión contra la integridad del Estado y contra el marco constitucional”. Además, solicitan a la Justicia que enjuicia a quienes asaltaron el Parlamento.

En el comunicado, también aseguran que seguirán reuniéndose y trabajando intensivamente con las fuerza políticas y grupos parlamentarios para garantizar “una reforma radical del proceso político”, reivindicación que está en el origen de la actual crisis institucional que enfrentan. Asimismo, los líderes renovaron su apoyo a las fuerzas de seguridad iraquíes y las alentaron a “ejercer su responsabilidad para mantener la seguridad de los ciudadanos y proteger las instituciones de cualquier agresión”, así como actuar contra “las violaciones de la ley y de la Constitución, e imponer el Estado de derecho”.

Los manifestantes exigen reformas

Ayer sábado (30.04.2016) cientos de seguidores del líder chií Muqtada al Sadr ingresaron a la Zona Verde de Bagdad, ingresaron al Parlamento y protagonizaron actos violentos. Luego de ser desalojados por la policía, se quedaron acampando en las afueras del recinto legislativo para ejercer presión y lograr cambios políticos, entre ellos la formación de un nuevo gabinete de tecnócratas.

Hace meses Irak es testigo de manifestaciones contra la corrupción y servicios públicos ineficientes, por lo que el Primer ministro chiíta propuso un paquete de reformas, en las que se incluye la formación de un nuevo gobierno de independientes. Sin embargo, las fuerzas políticas del Parlamento han bloqueado las reformas.

MN (efe, dpa)

DW recomienda