1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Kosovo obtendrá su código telefónico tras acuerdo con Serbia

Kosovo obtendrá a mediados de diciembre su propio código telefónico internacional, el +383, gracias a un acuerdo logrado con Serbia con la mediación de la Unión Europea, confirmaron este lunes (14.11.2016) fuentes oficiales kosovares. "Nuestro Estado tendrá su propio código telefónico, 383, que entrará en vigor el 15 de diciembre, tal como todos los demás países y tendrá plena soberanía sobre el mismo”, declaró a la televisión pública kosovar RTK la ministra de Kosovo para el Diálogo, Edita Tahiri.

Kosovo, exprovincia serbia poblada por una gran mayoría de albaneses étnicos, proclamó en 2008 su independencia de forma unilateral, reconocida por Estados Unidos y la mayoría de socios de la UE, pero no por Serbia, Rusia o China, entre otros. Hasta ahora, para llamar a Kosovo se seguía usando el prefijo 381 de Serbia en las líneas fijas y algunas móviles, y dos compañías de telefonía móvil empleaban los de Mónaco y Eslovenia

"Se trata de un gran éxito del diálogo en Bruselas, de una buena noticia para nuestro país y sus ciudadanos”, evaluó Tahiri, quien elogió la "máxima dedicación” que la UE ha prestado a su logro. También los representantes de Belgrado expresaron su satisfacción por un acuerdo que prevé también la creación en Kosovo de una filial de Telekom Serbia (de propiedad estatal) que tendrá ventajas fiscales y que podrá seguir ofreciendo sus servicios a los clientes de la compañía matriz.

"De esta forma, los bienes de Telekom Serbia han sido protegidos de forma completa y duradera”, comentó el director de la Oficina de Serbia para Kosovo, Marko Djuric. Djuric evaluó que el acuerdo "se reflejará positivamente, no sólo en las relaciones con Pristina, sino también con la UE”.

El progreso en el diálogo sobre la normalización de relaciones entre Belgrado y Pristina es una de las condiciones para que Bruselas abra con Serbia los primeros capítulos de las negociaciones de ingreso comunitario. (EFE)