1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Konrad Adenauer: inventor y canciller de Alemania

50 años después de la muerte de Konrad Adenauer quedan todavía muchas preguntas sobre el canciller alemán. Una exposición en Berlín y un libro tratan de dar respuestas.

Cuando asumió la cancillería en 1949 ya tenía 73 años y gobernó hasta que tuvo 87, en 1963. Ya en esa época se pronunció a favor de la unificación europea. La Fundación Konrad Adenauer, que promueve la educación cívica, paz, libertad y justicia, sigue investigando la vida y obra del político que le da nombre a la institución. Se trata, sin ir más lejos, de uno de los personajes más importantes de la historia reciente de Alemania. 

 

Lea más:

-La CDU, partido de Merkel, Kohl y Adenauer cumple 70 años

-Sondeo: alemanes ven a Merkel a la altura de Adenauer

 

Nuevos documentos recientemente descubiertos hablan de sus últimos años. El politólogo Hanns Jürgen Küsters, jefe del Departamento de Estudios Politológicos de la Fundación Konrad Adenauer, los publicó en su libro "Konrad Adenauer. El padre, el poder y la transcendencia, el diario del monseñor Paul Adenauer 1961-1966". Küsters también es coorganizador de la exposición "Reunión en libertad. Adenauer y la cuestión alemana" en el Museo Histórico Alemán de Berlín. En entrevista con DW nos cuenta por qué el recién descubierto diario del hijo de Adenauer, que murió en 2007, es tan emocionante. 

Hanns Jürgen Küsters.

Hanns Jürgen Küsters.

Deutsche Welle: Señor Küsters, usted ha publicado un nuevo libro sobre Konrad Adenauer. ¿Nos puede contar brevemente sobre las novedades que éste ofrece?  

Hans Jürgen Küsters: En 2015 murió un ama de casa de Paul Adenauer, hijo de Konrad Adenauer, que fue cura. En el marco de la disolución de su casa se descubrió el diario.  Cuando por primera vez tuve la oportunidad de tenerlo en mis manos, supe de inmediato que se trataba de una fuente única sobre la vida y la labor de Konrad Adenauer en la fase tardía de su cancillería. El diario se extiende sobre el período de 1961 a 1966. En esa fase, Paul Adenauer -que entonces vivía de nuevo en la casa de sus padres- fue testigo del fin de la cancillería de su padre y de la fase hasta su muerte, en 1967.

¿Qué es lo que más le fascinó de este diario? 

Estas anotaciones del hijo son de un interés particular no solo por proporcionar una visión de la realidad cotidiana de esa época, sino también porque revelan cómo Adenauer se sintió personalmente en conversaciones con su hijo. De esta manera logramos verlo por medio de los ojos de su hijo. Esto nos proporciona un nuevo matiz en la investigación sobre Adenauer. 

Supuestamente Adenauer tuvo muy poco tiempo para sus niños cuando estos eran jóvenes. La posterior relación más intensa proporciona un contraste interesante…

Paul Adenauer, nacido en 1923, es el segundo hijo del segundo matrimonio de Adenauer. En sus primeros 10 años tuvo poco contacto con su padre. Como alcalde de Colonia, Adenauer estaba muy involucrado en la política regional y local. Cuando en 1933 fue despedido del puesto de alcalde, se abrió una nueva perspectiva para el hijo. Paul visitó a su padre frecuentemente en Maria Laach, un monasterio benedictino al que Adenauer tuvo que huir de los nazis. A Paul le fascinó la espiritualidad del monasterio. Durante ese tiempo creció su deseo de ser sacerdote.

Usted mencionó el despido de Konrad Adenauer en 1933. Ya que Adenauer es considerado un antinazi, ¿nos puede contar más acerca de ese período?

Con la toma del poder por los nazis en 1933, Konrad Adenauer fue expulsado tras ser 16 años alcalde de Colonia. Hasta 1944 vivió una vida como ciudadano normal, pero tuvo que luchar por su pensión. Adenauer no fue un luchador de la resistencia, pero siempre se manifestó en contra de los nazis. Después de la guerra, en 1945, su mayor preocupación fue superar el nacionalismo a nivel internacional. Esa fue su motivación para fomentar la integración europea. Él trató de aproximar a los alemanes las democracias parlamentarias del mundo occidental. También buscó estrechar lazos económicos con las democracias occidentales, ya que suponía que vínculos económicos entre esos países impedirían una nueva guerra.

¿Cómo describiría su carácter?

Adenauer fue un personaje difícil, que era muy consciente de la importancia de su labor. A sus 73 años se convirtió en el político que Alemania necesitaba en los años 50. Asumió la responsabilidad de reconstruir y modernizar el país. No fue una persona fácil de manejar, pero a la vez era bastante chistoso. Como político era un pragmático total, pero también mantenía sus principios, algo que no caía bien a todos.

Exposición en el Museo Histórico Alemán de Berlín.

Exposición en el Museo Histórico Alemán de Berlín.

El político tuvo también un lado inesperadamente creativo. En su vida desarrolló numerosos inventos. ¿Qué sabe usted al respecto?

Adenauer se interesó mucho por la tecnología. Ya a principios del siglo XX hizo varios inventos. Por ejemplo inventó un "pan básico de necesidad" para mejorar el suministro de alimentos durante la Primera Guerra Mundial. Adenauer fue muy creativo. Le gustaba probar y experimentar con cosas.

¿Qué imagen deberíamos mantener del primer canciller de la posguerra, en su opinión?

Adenauer es, sin dudas, el padre fundador de la República Federal de Alemania y ha logrado la introducción de la democracia liberal y parlamentaria de tipo occidental en Alemania, que sigue siendo la base de nuestro sistema político actual. Además, promovió el acercamiento con Israel y la reconciliación con Francia. Adenauer también es uno de los fundadores de la Comunidad Europea. Estos son logros duraderos con son indispensables para los alemanes.

Autora: Elisabeth Grenier (GG/DZC)

DW recomienda