Kofi Annan: Siria acepta plan de paz | El Mundo | DW | 27.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kofi Annan: Siria acepta plan de paz

Damasco ha aceptado el plan de paz del enviado de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, quien consiguió el apoyo de Rusia y China. Sin embargo, los combates continúan y los opositores desconfían.

Kofi Annan saludó la respuesta positiva de los gobernantes en Damasco.

Kofi Annan saludó la respuesta "positiva" de los gobernantes en Damasco.

Este podría ser el principio del fin. O un capítulo más del conflicto. El gobierno de Siria aceptó el plan de paz propuesto por el emisario especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan, durante su visita a Damasco el pasado 10 de marzo. Al menos así lo aseguró el portavoz de Annan, a pesar de que las tropas sirias avanzaron hacia el Líbano para luchar contra rebeldes refugiados allí, según informa la británica agencia de noticias Reuters.

La aceptación por parte de Siria de este plan, que cuenta ahora con el apoyo de Rusia y China, constituye un "primer paso importante que podría poner fin a la violencia y el derramamiento de sangre", ha dicho el portavoz de Annan. Annan, de visita en China, celebró la noticia. China, por su parte, confirmó la información. Pero, hasta el momento, el gobierno sirio no ha hecho pública una declaración de primera mano.

Seis puntos para la paz

El plan de paz pide a la cúpula siria comprometerse a trabajar con Annan en un proceso político inclusivo, dirigido a legitimar aspiraciones y preocupaciones del pueblo sirio; así como a poner fin a los enfrentamientos y alcanzar urgentemente un cese efectivo de la violencia armada en todas su formas y por todas las partes para proteger a los civiles y estabilizar el país, con supervisión de Naciones Unidas.

Además, el plan exige el aseguramiento a tiempo de la provisión de asistencia humanitaria en todas las áreas afectadas por los enfrentamientos y la aceptación e implementación de dos horas diarias de pausa humanitaria; la liberación de personas detenidas arbitrariamente, incluyendo especialmente a categorías vulnerables de personas y a los involucrados en actividades políticas pacíficas; garantías a la libertad de movimiento en el país y una política de visa no discriminatoria para periodistas; así como el respeto a la libertad de asociación y garantías legales al derecho de manifestarse pacíficamente.

China asegura "apoyo pleno", Rusia advierte contra escenario libio

Kofi Annan en Pekín.

Kofi Annan en Pekín.

Tras entrevistas con el gobierno de Pekín, Kofi Annan saludó la respuesta "positiva" de los gobernantes en Damasco y aseguró que China ha ofrecido también su "apoyo pleno" y su cooperación con el resto del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para poner en marcha el plan de seis puntos. Xinhua, la agencia estatal de noticias china, confirmó estas declaraciones. Con los esfuerzos de mediación del exsecretario general de la ONU es posible llegar a una solución "justa, pacífica y adecuada" del conflicto", cita Xinhua al jefe de gobierno chino, Wen Jiabao.

"Hemos mantenido muy buenas conversaciones sobre l situación en Siria", dijo Annan ante la prensa tras su reunión con Wen. "El gobierno de China quiere hacer todo lo que esté a su alcance para cooperar conmigo y asegurar que podemos solucionar este problema pacíficamente", añadió. En las últimas semanas tanto China como Rusia han estado sometidas a una fuerte presión ya que como naciones con derecho a veto han bloqueado dos resoluciones de condena al régimen en Siria.

El jefe del Kremlin, Dimitri Medvédev, por su parte, calificó la misión del enviado de la ONU, Kofi Annan, como la "ultima oportunidad" para que la violencia no siga escalando en Siria. Al margen de la Conferencia de Seguridad Nuclear de Seúl, Corea del Sur, Medvédev, advirtió, sin embargo, que la marcha del presidente sirio, Bashar al Asad, no representa en su opinión la solución del conflicto. El país árabe se enfrentaría a un "escenario libio", sugirió, insistiendo en que "en Libia no hay democracia ni ningún orden estatal".

Gobierno sirio sin confirmar, oposición reunida desconfía

Bandera de la oposición siria.

Bandera de la oposición siria.

Por ahora no se ha producido, como sea, ningún pronunciamiento oficial directamente desde la cúpula de Damasco, confirman diversas agencias de noticias. La oposición, que hasta la fecha se ha negado a las peticiones de diálogo con el presidente Bashar al Assad llegadas desde el extranjero, se ha mostrado escéptica con el anuncio de aceptación del plan de paz.

"Por supuesto que existe el riesgo de que el régimen vuelva a intentar esquivar los compromisos que suponen el plan de paz", dijo la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad sirio (CNS), Basma Kadhmani, en una primera reacción desde Estambul, donde se reúnen desde el lunes los principales grupos opositores para llegar a un consenso de mínimos contra el régimen del presidente Bashar al Assad. Además de hacer llegar ayuda humanitaria a las zonas más afectadas por el conflicto, la oposición quiere que se establezca una zona de protección asegurada militarmente.

"Todo aquel que vea los crímenes que se cometen a diario sabe que tenemos una enorme resposabilidad", dijo la portavoz a la agencia dpa y aseguró que, pese al escepticismo, los opositores se toman en serio el plan de paz pues, si la cúpula siria no lo respeta, "habrá presión del principal socio, Rusia".

Combates continúan

Entretanto, los combates en Siria continúan. En la periferia de Damasco, el Ejército y unidades de los insurgentes sostenían aún duros enfrentamientos este martes (27.03.2012). Según los activistas, en todo el país murieron al menos 16 personas durante esta jornada. Al parecer, también se registraron combates en el vecino Líbano, luego de que las tropas de Al Assad entraran al país para combatir a opositores al régimen refugiados allí, informa Reuters. La oposición siria aseguró además que se produjo un ataque al convoy en el que el presidente Bashar al Asad se desplazaba por Homs.

Sin estar oficialmente confirmado, se menciona la muerte de dos periodistas de nacionalidad argelina, que supuestamente entraron ilegalmente a Siria a través de Turquía, procedentes del Reino Unido. Según las más recientes estimaciones de la ONU, desde el inicio de la revuelta contra Assad, hace ya un año, han muerto más de 9.000 personas.

Fuentes: dpa, reuters, afp (rml)

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda