1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Kerry en Cuba: “No hay nada que temer”

Ya la bandera estadounidense ondea en la flamante Embajada de Estados Unidos en Cuba, batida por el viento que sopla desde el Malecón habanero. ¿Y ahora qué?

John Kerry: “Seguimos convencidos que la gente de Cuba estaría mejor servida por una verdadera democracia”.

John Kerry: “Seguimos convencidos que la gente de Cuba estaría mejor servida por una verdadera democracia”.

El “futuro de Cuba debe ser forjado por los cubanos”, dijo John Kerry antes del simbólico izaje. Eso sí, insistió el primer Secretario de Estado estadounidense que visita Cuba desde 1945, “seguimos convencidos que la gente de Cuba estaría mejor servida por una verdadera democracia”. Las grandes cadenas internacionales de televisión siguieron el discurso en vivo. Con el usuario @USEmbCubay el hashtag #KerryenCuba, la nueva embajada tuiteó las fotos y frases claves de la ceremonia

"Aprender los unos de los otros"

"No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros", aseguró Kerry.

Ataviados con banderas cubanas, estadounidenses, imágenes de Obama, entre otros símbolos, sobre todo tipo de prendas, los cubanos siguieron la ceremonia en las inmediaciones de la embajada. Detrás de una valla, en primera línea, el camarógrafo de la cadena CNN se regodeó en una anciana de sombrero blanco y vestido rojo, con el rostro del Che Guevara impreso al frente, agitando rítmicamente con su brazo en alto, sin parar, una banderita cubana. En la ceremonia, se escucha música cubana en vivo: tocan “a Guantanamera” y “El Manisero”. Mientras, en la portada del órgano oficial del gobernante Partido Comunista, la visita de Kerry queda relegada a una nota menor.

En el futuro…

Al acto oficial, le seguirá una recepción en la residencia del máximo cargo de la delegación estadounidense en la isla, el encargado de negocios de Estados Unidos en La Habana, Jeffrey DeLaurentis. A este evento, y no al acto oficial, están invitados los representantes de la disidencia en la isla. Algunos, como los miembros del Foro por los Derechos y Libertades (Foro DyL) Antonio González-Rodiles y Berta Soler, declinaron.

"No entendemos que la administración estadounidense acepte las condiciones de estos dictadores", dijo Rodiles a la web Diario de Cuba. "Creemos que no debemos dejar nuestro trabajo para asistir en una recepción de bajo perfil", dijo Soler, quien indicó que el ForoDyL prefiere concentrarse en trabajar en sus denuncias "sobre la represión de 17 domingos" consecutivos contra activistas disidentes como las Damas de Blanco. Otros activistas disidentes, como la bloguera Yoani Sánchez, que dirige el diario digital independiente 14yMedio, han anunciado que no desaprovecharán la oportunidad de intercambiar con Kerry.

No obstante, "en lo adelante, sería deseable que la diplomacia gringa sea algo más tacaña en sus gestos ‘para no molestar a Cuba’. Que no confundan diplomacia con apaciguamiento, ni al Gobierno con la nación. Al menos no a un Gobierno que, sin prisas ni pausas, ha hecho poco para ‘no molestar" a su propio pueblo", escribía desde México, para Diario de Cuba, el politólogo cubano Armando Chaguaceda. Pero, con o sin reproches hacia uno y otro gobierno, una buena parte de los cubanos dentro y fuera de la isla celebra este día el cierre simbólico y fáctico de una era, y el inicio de otra.

¿Qué significan, para esos cubanos, este fin y este comienzo?Desde La Habana y Nueva York, dos cubanas se lo cuentan a DW:

Elaine Díaz: "Un espacio de legitimidad" para el diálogo

María Isabel Domínguez: "La diplomacia como alternativa a la guerra fría"

DW recomienda