1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Justicia turca dicta prisión preventiva para periodista turco-alemán

La canciller Merkel ya intercedió en el caso al pedirle al primer ministro turco, Binali Yildirim, que garantice un proceso limpio.

La Justicia turca dictaminó hoy (27.02.2017) que el periodista de doble nacionalidad turco-alemán, Deniz Yücel, permanezca en prisión preventiva por estar acusado de propaganda terrorista, después que publicara correos electrónicos del ministro turco y yerno del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Yücel es corresponsal del diario alemán "Die Welt” y está detenido desde el 14 de febrero, día en que se presentó voluntariamente frente a la Justicia de Turquía. Al conocer la noticia de su preisión preventiva, las autoridades alemanas reaccionaron con molestia y aseguraron hacer todo lo posible por que el periodista recupere su libertad lo antes posible.

La canciller, Angela Merkel, condenó duramente la decisión del juez al señalar que "la noticia es amarga y decepcionante. Esta medida es de una dureza desproporcionada teniendo en cuenta que Deniz Yücel se presentó voluntariamente ante la justicia turca y se puso a disposición de las investigaciones”, dijo desde Berlín.

Por su parte, el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, declaró a través de un comunicado que "vamos a actuar con firmeza para que Yüzel recupere pronto la libertad y para que su proceso termine bien. Son días dramáticos para Turquía y son también tiempos difíciles para las relaciones germano-turcas", prosigue el texto, donde se hace hincapié en que el caso de Yücel evidencia las diferencias entre ambos países en relación a la libertad de prensa y opinión.

Las diligencias contra Yücel se abrieron en el marco de una investigación sobre el hackeo del correo electrónico del ministro de Energía, Berat Albayrak, acción que se atribuye al grupo clandestino RedHack, noticia que el periodista había recogido para su medio. Su caso ha levantado un gran revuelo en Alemania, tanto en el ámbito político como en el periodístico.

MN (efe,dpa)

DW recomienda