1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Juegos de alto riesgo

La Comisión Europea publicó un estudio en el que denuncia que juguetes y otros productos pueden producir sordera, quemaduras u otros daños a los usuarios. China fabrica la mayoría de estos artículos.

default

Técnico alemán comprueba la calidad de un juguete chino.

Según un estudio publicado hoy por la Comisión Europea, las denuncias de productos peligrosos aumentaron un 16 por ciento en 2008, siendo España el segundo país de la UE que más notificaciones presentó, con 163, después Alemania, que alcanzó las 205.

Jahresrückblick 2007 August China Spielzeug wird zurückgerufen

Pequeño usuario chino en Beijing.

El 32 por ciento de los productos denunciados por las autoridades nacionales europeas fueron juguetes (que registraron 498 notificaciones en 2008), seguidos de artículos eléctricos (11 por ciento y 169 denuncias), de artículos con motor, ropa y otros textiles.

Teléfonos móviles de juguete con melodías que superan los 80 decibelios, mecheros con formas y dibujos atractivos para los niños, osos de peluche y juegos con piezas que se desprenden fácilmente, vehículos y juegos con motores escasamente protegidos y un largo etcétera de productos peligrosos.

Los jóvenes, víctimas

Destinados en su mayoría a niños y consumidores jóvenes, todos estos productos conllevan el riesgo de producir sordera, quemaduras, cortes en la piel o asfixia para sus usuarios, y son por ello cada vez más denunciados por las asociaciones de protección al consumidor de la UE, que el año pasado notificaron la venta de 1.866 artículos peligrosos en el mercado.

En el apartado de productos destinados al cuidado de bebés también llegaron a registrarse 89 alertas por la presencia de sustancias o artículos peligrosos.

"En tiempos de crisis en los que el precio se convierte en un factor determinante para la elección de los consumidores, tenemos que doblar nuestros esfuerzos y ser particularmente vigilantes", afirmó hoy la comisaria europea de Protección al Consumidor, Meglena Kuneva.

España, Alemania, Hungría, Eslovaquia y Grecia presentaron el 50 por ciento de todas las denuncias registradas en la UE a lo largo del año pasado. La UE coordina la actividad de la autoridades de control de cada país, todas ellas conectadas a través del sistema de alerta Rapex, que fue creado en 2004 para garantizar que sólo llegan al mercado productos seguros.

Brennendes Plüschkrokodil

Algunos juguetes pueden causar quemaduras.

Según el estudio, desde que la directiva europea sobre la seguridad de los productos fue traspuesta a las legislaciones nacionales en 2004, el número de denuncias se ha cuadriplicado y pasado de 468 notificaciones en 2004 a 1.866 en 2008.

China inunda el mercado

China se consagra un año más como el país de origen con mayor número de productos demandados. El 59 por ciento de las notificaciones recibidas en el sistema Rapex en 2008 se referían a productos procedentes de China, un dos por ciento más que en 2007.

Ello se debe, según el estudio, no sólo a que las importaciones del país asiático han aumentado sino también al escándalo de 2007, cuando se descubrió que los juguetes de Mattel fabricados en China contenían un exceso de plomo en su pintura.

Desde entonces, constata la Comisión Europea, los países europeos han aumentado los controles sobre los productos procedentes de China, que el año pasado sumaron 909 notificaciones en el sistema europeo Rapex entre triciclos, zapatos de cuero fabricados con la sustancia química venenosa DMF y sudaderas con cordones al cuello que, según las autoridades de control, conllevan riesgo de ahogo.

Según un acuerdo alcanzado en 2006, entre la UE y China, el aumento de la cooperación entre ambos se ha traducido en la prohibición de la exportación de 352 productos por parte de las autoridades chinas.

dpa/el

DW recomienda