Juan Manuel Santos: presidente de Colombia y Nobel de la Paz | América Latina | DW | 25.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Juan Manuel Santos: presidente de Colombia y Nobel de la Paz

Aún cuando el acuerdo alcanzado por su Gobierno y las FARC tenga que ser reelaborado, la trayectoria política de Santos queda sellada hoy con el Premio Nobel de la Paz.

Su reelección de 2014 fue interpretada como una validación del proceso de paz.

Su reelección de 2014 fue interpretada como una validación del proceso de paz.

Un vistazo a su biografía sugiere que Juan Manuel Santos “se preparó toda su vida para ser Presidente de la República, como lo fue años atrás su tío abuelo Eduardo Santos”. Así lo asegura La Silla Vacía, un medio digital especialmente preocupado por “cómo se ejerce el poder en Colombia”. Y así, finalmente, el 20 de junio de 2010, Santos derrotó, en segunda vuelta, al candidato del Partido Verde Antanas Mockus y se convirtió en el sucesor de Álvaro Uribe (2002-2010).

“Obtuvo una votación superior a los 9 millones de votos, la más alta obtenida por candidato alguno en la historia de la democracia colombiana”, destaca la web presidencial. Su campaña había ofrecido liderar un Gobierno de Unidad Nacional que realizase el tránsito de la “Política de Seguridad Democrática” –enarbolada por su predecesor e implementada por él mismo, desde la cartera de Defensa− a la de “Prosperidad Democrática”.

Ese derrotero lo llevó a anunciar en noviembre de 2012, el inicio oficial de los diálogos de paz entre su Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor grupo guerrillero en el conflicto armado colombiano. Tres años más tarde, el 23 de septiembre de 2015, en La Habana −sede de las negociaciones de paz−, Santos estrecharía la mano del líder las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri (alias “Timochenko”), tras fijar el objetivo de firmar la paz en seis meses.

Familia y academias selectas

Miembro de una prominente familia colombiana, ligada a la política y el periodismo, Santos nació en Bogotá, el 10 de agosto de 1951. Este hijo de Enrique Santos, uno de los directores y dueños de El Tiempo, el diario más importante del país, estudió en el Colegio San Carlos de Bogotá y fue cadete de la Escuela Naval en Cartagena, para luego continuar su formación en el extranjero.

Estudió Economía y Administración de Empresas en la Universidad de Kansas, en Estados Unidos. Hizo estudios de posgrado en la Escuela de Economía de Londres (LSE), en Reino Unido, además de en la Universidad de Harvard y en la Escuela Fletcher de Leyes y Diplomacia de la Universidad Tufts, también en Estados Unidos.

Diplomacia económica, periodismo y política

Una vez concluidos los estudios, “comencé promocionando el café colombiano en el exterior, posteriormente me dediqué al periodismo durante una década. Finalmente, en 1991, me lancé a la política, en la que he ocupado diferentes puestos”, resumían Santos y su equipo de campaña, en primera persona, de cara su reelección en 2014.

Así, el actual presidente de Colombia ejerció como jefe de la delegación de su país ante la Organización Internacional del Café (OIC), en Londres. Fue el primer Ministro de Comercio Exterior y el último Designado a la Presidencia de la República, durante el Gobierno de César Gaviria, a inicios de la década de 1990. Fue ministro de Hacienda y luego de Defensa Nacional, durante los gobiernos de Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, ya en los años 2000. Y, tras haber dirigido el Partido Liberal Colombiano, fundó en 2005 el Partido de la U, considerado hoy como la mayor fuerza política del país.

Además, resalta la web presidencial, Santos ejerció como columnista y subdirector del diario El Tiempo, del que su familia era accionista principal. Desde allí cubrió el fallido proceso de paz entre el gobierno de Belisario Betancur (1982-1986) y las guerrillas, así como la oleada narcoterrorista de Pablo Escobar y la Asamblea Constituyente de 1991, recuerda La Silla Vacía. En lo sucesivo, fue presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Y llegó a publicar títulos como “La Tercera Vía”, en coautoría con el ex primer ministro británico Tony Blair, y “Jaque al Terror”, donde describe su combate a las FARC desde su rol de ministro de Defensa.

Diálogos de paz

Como presidente, Juan Manuel Santos ha llevado a cabo una ambiciosa agenda de reformas, que incluyen la ley de víctimas del conflicto armado, la ley de ordenamiento territorial, la ley de tierras, la reforma a la ley de regalías, la reforma política y la reforma judicial.

A pesar de sufrir como ministro de Defensa el escándalo de los falsos positivos, Santos nunca aceptó responsabilidad política alguna por las acciones de sus subordinados. Creó una comisión investigadora e implementó políticas para detener al asesinato selectivo de inocentes, presentados por las fuerzas militares como bajas guerrilleras en combate. Por eso, algunos sectores lo reconocen actualmente como el ministro que destapó el escándalo y puso fin a estas prácticas.

Pero su “obra”, esa por la que ha sido más alabado o criticado por políticos y conciudadanos colombianos en los últimos años, es −sin dudas− la puesta en marcha de un proceso de paz que parece definitivo para poner fin a un conflicto de más de cinco décadas. Por ello, ha sido especialmente aplaudida en la arena internacional. Y en Colombia −si bien ha recibido ataques y protestas contra la totalidad o aspectos específicos de los acuerdos con las FARC− su reelección de 2014 fue interpretada como una validación del proceso de paz, que él insiste en refrendar.

Las negociaciones con las FARC se trabaron o suspendieron varias veces por acciones militares o exigencias divergentes de ambas partes, que –sin embargo, y pese al vencimiento de la fecha tope inicialmente fijada− siguieron mostrándose convencidas de que llegarían a buen puerto.

 

 

 

DW recomienda