1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Joven palestino asesinado en Israel fue quemado vivo

Autopsia al cuerpo de Muhammad Hussein Abu Khdair, de 16 años, muestra que inhaló el humo del fuego que lo quemaba.

La autopsia preliminar realizada al cuerpo de Muhammad Hussein Abu Khdair, el joven de 16 años presuntamente asesinado por judíos de extrema derecha, mostró que el adolescente fue quemado vivo, según informó este sábado (05.07.2014) el fiscal general palestino, Mohammed al Awewy. “La causa directa de la muerte fueron las quemaduras resultado del fuego y sus complicaciones”, apuntó el funcionario.

La muerte del joven estaría relacionada directamente con el asesinato de tres judíos, acción atribuida por Israel a Hamas. Tras el hallazgo de los cuerpos de los muchachos, se vivió una ola de ataques racistas contra palestinos, donde el caso más grave fue el de Muhammad Hussein, quien fue forzado a entrar a un vehículo el pasado martes 1 de julio. Horas más tarde su cadáver fue encontrado en un bosque en las afueras de la ciudad.

En declaraciones difundidas por la agencia de noticias local Maan, el fiscal Awewy aseguró que los forenses encontraron restos de hollín y humo en la garganta y pulmones del joven, lo que demuestra que respiraba cuando le prendieron fuego. “Mohammad tenía también una fuerte herida en la cabeza, pero esa no fue la causa de su muerte”, explicó el investigador, quien agregó que el resultado definitivo del examen se conocerá el domingo.

Castigo similar

Saber al Alul, el director del instituto forense palestino, estuvo presente durante la autopsia que fue llevada a cabo por doctores israelíes en Tel Aviv. El cadáver de Muhammad Hussein tenía un 90 por ciento de su superficie quemada. Muestras de tejidos y líquidos fueron extraídos para ser analizados en el laboratorio, lo que daría término al estudio y permitiría la redacción del informe médico legal definitivo.

El padre del muchacho, por su parte, dijo que esperaba que Israel aplicara el mismo castigo a los asesinos de su hijo que el aplicado contra las familias de dos de los presuntos responsables del asesinato de los tres jóvenes judíos: la destrucción de sus casas. Muhammad Hussein Abu Khdair fue enterrado el viernes 4 de julio, en medio de manifestaciones de palestinos que llamaron a una nueva Intifada contra Israel.

Tras conocerse los resultados de la autopsia, nuevas manifestaciones se realizaron en Kalansawe, donde un grupo de palestinos encapuchados quemaron neumáticos. En Taibe, en tanto, unas 400 personas salieron a las calles a protestar. Hubo lanzamiento de piedras contra la policía israelí.

DZC (dpa, Reuters, EFE, AFP)