1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Jefe del FBI defiende su decisión de anunciar la indagación a Clinton

El jefe del FBI, James Comey, defendió su decisión de revelar que iba a reabrir la investigación sobre los mails de Hillary Clinton pocos días antes de las elecciones, en las que resultó elegido Donald Trump.

Washington Senat Aussage FBI Director James Comey (Reuters/K. Lamarque)

James Comey

El director del FBI, James Comey, aseguró hoy (03.05.2017) sentir "náuseas" al pensar que su investigación a Hillary Clinton pudo impactar en el resultado de las elecciones de 2016 en EE.UU., pero defendió su decisión de reabrir las pesquisas cuando quedaban solo once días para los comicios.

Comey habló en público hoy, por primera vez, de las decisiones que tomó durante la campaña electoral y que le han costado duras críticas de los demócratas, incluida Clinton, quien este martes dijo estar convencida de que hubiera llegado a la Casa Blanca si el director del FBI no hubiera reabierto la investigación. "Me da una ligera náusea de solo pensar que podríamos haber tenido algún impacto en la elección", dijo Comey en una declaración ante el comité judicial del Senado. Sin embargo, también declaró que haber ocultado la nueva investigación "habría sido catastrófico".

Nuevos datos, nueva investigación

Clinton había sido investigada por el uso de su servidor privado para enviar mails cuando lideraba el Departamento de Estado entre 2009 y 2013, por lo que fue acusada de poner en peligro la seguridad nacional.

Si bien la investigación había concluido, agentes del FBI descubrieron luego miles de mails en una laptop en el marco de un caso no relacionado. Por eso, el 27 de octubre, poco antes de las elecciones, Comey explicó sorpresivamente que quería retomar las investigaciones ya concluidas sobre los mails de Clinton porque habían surgido nuevas informaciones. Sin embargo, varios días después dijo que los nuevos datos no bastaban para procesarla.

"En el camino de ganar"

Sin embargo, muchos demócratas consideraron que el daño ya estaba hecho y, de hecho, Clinton ayer culpó a Comey de su fracaso, al señalar en Nueva York que estaba "en el camino de ganar" hasta que el director del FBI tomó la decisión de abrir una nueva pesquisa, lo que "despertó dudas" en la mente de los estadounidenses.

Los senadores demócratas preguntaron en varias ocasiones a Comey por qué había decidido anunciar públicamente la investigación a Clinton y no la abierta a Trump y sus asesores para determinar si tuvieron contactos inapropiados con agentes rusos para influir en el resultado de los comicios.

Coordinación entre Rusia y la campaña de Trump

Comey esperó hasta el mes de marzo pasado para anunciar públicamente que el FBI estaba investigando si hubo "alguna coordinación" entre Rusia y la campaña de Trump. En respuesta, el director del FBI defendió su neutralidad, avisó de que no hablará de los resultados de la investigación rusa hasta que haya terminado y agregó: "no sé qué diremos cuando hayamos terminado, pero así es como también gestionamos la investigación a Clinton".

No obstante, Comey avisó de que el Gobierno ruso aún trata de influir en la política de Estados Unidos y que, de hecho, se ha convertido en la "mayor amenaza" para la seguridad de la nación.

FEW (dpa, EFE)

 

 

DW recomienda