1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Javier Pinola: "quiero volver"

A fines de la temporada pasada, el defensor argentino confesó que no quería jugar en la segunda división. Pero su equipo, el Núremberg, no logró evitar el descenso y ahora Pinola relata como se vive en el piso de abajo.

default

Javier Pinola: "no me gusta perder".

DW-WORLD: Javier, usted fue el protagonista de una de las imágenes más emocionantes en el resumen del campeonato pasado, en ella se le ve llorando inconsolablemente tras sellarse definitivamente la suerte del Núremberg descendiendo a la segunda división...

Javier Pinola: Sí, la verdad que me salió así por como soy, no me gusta perder, es parte del temperamento argentino, muchas veces lo tomamos como si fuera una desgracia personal, el descenso era lo peor que me podía pasar y lo tuve que afrontar. Ahora ya empezó el nuevo campeonato, la segunda división es muy competitiva, muy difícil, las cosas no han salido hasta ahora bien, creo que tenemos que cambiar un poco la cabeza y saber que podemos hacerlo mejor.

¿Qué tan grande fue el dolor del descenso?

13. Spieltag der Fußballbundesliga, VfB Stuttgart - 1. FC Nürnberg, Javier Horacio Pinola gegen Christian Tiffert

Javier Pinola (dcha.) trata de escapar de la marca de Christian Tiffert, del Stuttgart, el año pasado, aún en la Bundesliga.

Fue muy difícil, también tuve oportunidades para irme a otros equipos, a otras ligas, y seguir jugando en primera, pero el Núremberg no me dejo ir, decidió no venderme, y uno lo tiene que aceptar. Yo me siento bien allí, mi familia también, pero lógico que me gustaría estar en primera.

Primero el descenso y luego la negativa del club de venderlo, Leverkusen por ejemplo lo pretendió, ¿cómo se supera ese doble golpe?

Yo le estoy muy agradecido a mi club y por eso siempre dije que la prioridad la iba a tener el Núremberg, luego llegaron las ofertas, el club no quiso aceptarlas, y uno no puede ponerse a pensar negativo, pues eso juega en contra tuya. La decisión del club la acepté, entrené bien en la pretemporada y quiero jugar un muy buen campeonato este año para regresar pronto con el equipo a primera división. Mi cabeza piensa positiva y ya está.

Pero en segunda división, por más que su nivel sea bueno, sus posibilidades de regresar a la selección argentina son limitadas.

Seguro, yo tengo muy claro que en segunda división tengo menos 10 de chances de volver a la selección. Yo lo pensé detenidamente cuando el Núremberg no me dejó ir, decidí que de pronto resigno un año de posibilidades en la selección y ayudo al Núremberg a volver a la primera división; hay que mirar hacia adelante en el campeonato.

Pero en cinco partidos apenas 4 puntos significan que al Núremberg tampoco le están funcionando las cosas en la segunda división.

De verdad que no. Nosotros tenemos un gran equipo de excelente calidad pero no lo hemos podido demostrar en el campo de juego, eso lo tengo claro. Tenemos que cambiar la cabeza, luchar, correr, mejorar y hacer la diferencia en la liga.

¿Hay posibilidades reales de ver pronto a Javier Pinola de vuelta en la primera división?

Sí, sí estoy aquí es porque pienso que luchando en cada partido conseguiremos regresar a la primera división, si no fuera así no me hubiera comprometido a jugar un año más en Núremberg, incluso dos pues mi contrato se extiende hasta el 2010. Yo pienso positivamente y creo que las cosas sólo pueden mejorar.

¿Cuál es el plan de Javier Pinola para volver?

En el momento pienso sólo en el próximo partido, no quiero adelantarme a hacer planes que de pronto pueden ser malinterpretados. Ojala pueda regresar pronto a la primera división, pero vayamos entonces juego por juego.

¿Se queda entonces hasta el 2010 en Núremberg?

Hasta entonces tengo allí contrato, ya se verá que pasa en el transcurso del próximo año, o en 3 ó 4 meses cuando llegue la pausa de invierno. Yo me centro en trabajar y en luchar y luego se verá.

¿Cómo se explica esa especial relación suya con la afición? Usted es uno de los jugadores más queridos del Núremberg.

Sí, la verdad que sí, desde que llegué me sentí como en casa, claro que extraño Argentina, pero no como en otro momento, estamos bien con la familia. Lo que pasa es que la gente me reconoce que jugando bien o mal siempre lo dejo todo en la cancha, que siempre me entrego.

DW recomienda