1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Japón y la Unión Europea, amigos nuevamente

La Unión Europea y Japón representan un tercio de la economía mundial. Ambas partes buscan buscan fomentar sus relaciones mediante un acuerdo comercial amplio y dar una señal al mundo.

EU-Japan- Gipfel in Brüssel (picture-alliance/abaca/D. Aydemir )

Donald Tusk, Shinzo Abe y Jean-Claude Juncker

Por unos segundos, el viento arremolina su pelo. Luego, amablemente, el Primer Ministro japonés Shinzo Abe le extiende la mano al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Se podía ver satisfacción en sus rostros tras la reunión. El momento no podía ser más oportuno: "Previo a la cumbre del G-20, Japón y la UE van a demostrar la firme voluntad política de agitar la bandera del libre comercio," dijo Abe en la conferencia de prensa conjunta . "Ante estos tiempos de cambios, Japón buscará lazos más fuertes con Europa ", añadió.

Trump

El destinatario más importante de este gesto es el presidente de EE. UU., Donald Trump, quien pretende reflotar el proteccionismo.

"Estamos convencidos de que el proteccionismo no es el camino", agregó a continuación el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker

 

Más información:

La UE y Japón acuerdan bases para tratado de libre comercio

Bruselas anuncia un acuerdo comercial con Japón

 

"Acuerdo de asociación económica" se llama el acuerdo comercial en la jerga de la UE. En  2013 comenzaron las rondas negociadoras, que finalmente serían 18. Luego llegó "el inicio de un consenso", definieron diplomáticos de la UE que están familiarizados con el expediente.

La UE quiere aumentar las exportaciones a Extremo Oriente y, poco a poco, abolir todos los aranceles que equivalen anualmente a alrededor de mil millones de euros. "Es demasiado”, critican los empresarios europeos. Ahora, el mercado japonés va a estar abierto a Europa. A cambio desaparecerán los aranceles europeos a los coches japoneses.

Preguntas pendientes

El acuerdo de libre comercio podría impulsar las exportaciones a Japón hasta en un 30 por ciento, según estimaciones. Una gran parte del intercambio  lo constituirían maquinarias y equipos eléctricos, vehículos y productos químicos y farmacéuticos.

Bruselas espera un aumento significativo en los alimentos procesados . Según los diplomáticos de la UE, hubo en este sector un gran éxito ya que Japón dio la luz verde para la protección de la denominación de origen. Eso fue importante para los europeos. Un Gorgonzola sigue siendo un Gorgonzola y un champán sigue siendo un champán. Ya sea en Japón o Europa.

Alrededor de tan solo una hora tomó la reunión bilateral entre Japón y Europa. No porque todo ya estuviera resuelto, sino porque se trató de una declaración de intenciones políticas y no un acuerdo final.

Transparencia

Pero nada es tan sencillo. Todavía sigue pendiente la cuestión de los arbitrajes: "No es ningún secreto que Bruselas está presionando", dijo el jefe de la delegación japonesa Norio Maruyama a DW. Todos los involucrados sabían que la UE tiene en este tema nociones "muy propias", mientras que Japón tiene otras. "En este momento hay dos propuestas sobre la mesa: la europea y la japonesa. En el medio, nada", agregó.

También están lo temas relativos al medio ambiente y a la sostenibilidad. El eurodiputado verde Reinhard Bütikofer criticó la actitud laxa de la UE en los casos de tala ilegal. 

Por otro lado, Japón no ve con buenos ojos el "brexit": "Japón ha invertido en Reino Unido solo porque es parte de la Unión Europea", dice la delegación japonesa. "Si el 'brexit' se hace realidad, habrá que hacer ajustes". Por su parte, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo dijo: "Hemos demostrado que comerciar dentro de la UE tiene más ventajas que hacerlo fuera". 

Son gestos potentes dirigidos tanto a Trump como al Reino Unido. Sin embargo, solo este coincidencia de la UE y Japón sobre Trump y "brexit" no es suficiente para que en 2019 el Tratado de Libre Comercio pueda entrar finalmente en vigor. Todavía tanto el Consejo de la Unión Europea como el Parlamento Europeo tienen que dar su visto bueno. Según un diplomático europeo todo marcha bien, pero todavía faltan un par de metros para llegar a la meta.

Autora: Cathérine Martens (DG/MS)

DW recomienda