1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón derribará el satélite norcoreano si detecta que puede caer en su territorio

Tokyo, al igual que Seúl, considera el anuncio de Pyongyang una tapadera para el ensayo de un misil balístico. "El lanzamiento sería una clara violación de las resoluciones de Naciones Unidas" y un "acto de provocación".

Sohae Nordkorea Raketenbasis Raketenabschuss Station

Imagen de archivo del lanzamiento de un misil norcoreano en diciembre de 2012.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, instó este miércoles (03.02.2016) a Corea del Norte a cancelar el lanzamiento del satélite que este país ha comunicado a los organismos internacionales, y lo calificó como una "grave provocación hacia la seguridad de Japón". Abe reaccionó así a la notificación transmitida por las autoridades norcoreanas a la Unión Internacional de Telecomunicaciones y a la Organización Marítima Internacional sobre el próximo envío de un satélite de observación aérea, según informaron ambas instituciones en la víspera.

"El lanzamiento sería una clara violación de las resoluciones de Naciones Unidas" y un "grave acto de provocación hacia la seguridad de Japón" afirmó el líder del Ejecutivo nipón durante una intervención ante la Dieta de Japón (cámara baja), recogida por la agencia de noticias Kyodo. Tokio decidió elevar su nivel de alerta ante lo que considera un "lanzamiento de facto de un misil balístico de largo alcance", señaló una fuente del Ejecutivo a la misma agencia.

El ministro de defensa nipón, Gen Nakatani, dio la orden de destruir el satélite norcoreano y el cohete que lo transporta si se "confirma que vaya a caer en territorio" japonés. Nakatani insistió en la "posibilidad de que Corea del Norte lance un misil que llaman 'satélite' en los próximos días" y especificó que el sistema de defensa antimisiles de Japón cuenta con proyectiles PAC-3 y sistemas SM-3 capaces de derribarlo.

Estados Unidos y Corea del Sur también han expresado su inquietud por el anuncio de Pyongyang. El portavoz de la presidencia surcoreana afirmó que "Corea del Norte debe cancelar su plan de lanzamiento", ya que lo considera un ensayo encubierto de misiles de largo alcance y advirtió al régimen de Kim Jong-un del "elevado precio" a pagar si finalmente lleva a cabo la operación.

LGC (EFE / AFP)


DW recomienda