1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón apoya a buque de guerra estadounidense con destructor

En plena tensión con Pyongyang, Tokio decidió desplegar su mayor portahelicópteros para escoltar a un barco de abastecimiento. Corea del Norte, en tanto, amenazó con nuevos ensayos.

Por primera vez desde que Japón reinterpretó su Constitución para permitir el despliegue de sus fuerzas armadas en operaciones bélicas fuera de su territorio, en 2015, el gobierno de Tokio hace uso de esta prerrogativa y envió este lunes (01.05.2017) a aguas del Pacífico al portahelicópteros Izumo, su mayor navío de guerra, con el fin de escoltar a un barco de abastecimiento de la Marina de Estados Unidos. Todo esto ocurre en plena tensión diplomática con Corea del Norte.

 

Más información:

-Trump no excluye acción militar en Corea del Norte

-Seúl: Corea del Norte lanzó un nuevo misil

 

Fuentes de Defensa citadas por la cadena pública japonesa NHPO aseguraron que el Izumo, que permite el despegue y aterrizaje simultáneo de hasta cinco helicópteros, acompañará al navío estadounidense hasta la región de Shikoku, antes de emprender un viaje de tres meses, en la que supone su primera misión de estas características en más de 70 años. El barco estadounidense, en tanto, se encuentra en la región para apoyar al portaaviones nuclear Carl Vinson y su flota de ataque.

El Carl Vinson llegó el sábado a la región, donde participará en ejercicios bélicos conjuntos con Corea del Sur. La presencia de esta flota es una señal a Pyongyang y sus persistentes lanzamientos de misiles. El régimen norcoreano disparó su último proyectil -que explotó minutos después del lanzamiento- el mismo día en el que el portaaviones estadounidense llegó al mar de Japón y realizó maniobras con tropas de Tokio y Seúl.

Corea del Norte insiste

Por su parte, la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA informó que un portavoz del Ministerio de Exteriores de ese país aseguró que "ahora que Estados Unidos está levantando la idea de sancionar y presionar a Corea del Norte, en virtud de su nueva política internacional, la República Popular Democrática de Corea acelerará al máximo las medidas para reforzar su política de disuasión nuclear".

Esto significa, según el mismo vocero, que esas medidas serán adoptadas "en cualquier momento y lugar que decida su líder", en lo que parece ser una clara advertencia de que el país seguirá con sus ensayos misilísticos y, eventualmente, también nucleares. Anteriormente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había adelantado que un conflicto militar con Corea del Norte era posible si este país sigue con sus ensayos.

DZC (Reuters, dpa, EFE)

DW recomienda