1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Jackson Janes: “Los europeos deben ser más proactivos”

Donald Trump aún se encuentra en campaña electoral, dice el politólogo estadounidense Jackson Janes*. La salida del Acuerdo de París es un gesto dirigido a su electorado. Europa debe ahora responder.

Merkel y Trump en Sicilia, el 26 de mayo de 2017.

Merkel y Trump en Sicilia, el 26 de mayo de 2017.

DW: Estados Unidos se encuentra ahora junto a Siria y Nicaragua, una especie de estados delincuentes del clima mundial.  ¿No le importa eso a Trump y su equipo?

Jackson Janes: No sabemos hasta cuándo va a durar Trump en campaña. El abandono del Acuerdo de París, así como sus desaires a la OTAN en Bruselas son mensajes a su electorado.

Lea también:

El mundo reacciona a la salida de EE.UU. del Acuerdo de París

Made in the USA: el déficit de las balanzas comerciales

Él fue elegido para representar a Pittsburgh, no a París, dijo Trump. Pero el alcalde de Pittsburgh quiere atenerse a las directrices de la protección del medio ambiente de París. ¿A quién quiere representar Trump, realmente?

A los desempleados o a los que tienen miedo de perder sus puestos de trabajo. Yo mismo viví en Pittsburgh, que es un ejemplo de autoreconstrucción. Pero hay también zonas deprimidas que Trump seguirá instrumentalizando, hasta cuando desaparezcan.

Alemania está en la mira de Trump, debido a su superávit frente a Estados Unidos. ¿Por qué?

Merkel es para Trump la cara de Europa. Y él ve en los europeos no a socios sino competidores. Es probable que no entienda lo que significa la Unión Europea, en toda su complejidad.

¿Se hacen ilusiones los defensores de las relaciones transatlánticas en Europa que confían en un despido de Trump?

Hablan con el deseo. No se puede esperar a que Trump cambie de carácter. Lo más probable es que genere cada vez más rechazo, tanto en la oposición como en los republicanos. Muchos aprecian los logros civilizatorios de los últimos 70 años, así como en Europa y Japón. Lo que creo es que no habrá un juicio de despido contra Trump.

¿Es esta la mayor crisis de las relaciones germano-estadounidenses desde 1945?

No, en absoluto. Ya hemos visto este tipo de tormentas. En 2003, cuando por la guerra de Irak se estropeó la relación de Gerhard Schröder con George W. Bush, ambos jefes de Estado en su tiempo. Siempre hemos sobrevivido a las tormentas porque entre ambos pueblos hay más similitudes que diferencias.

¿Cómo reparar estas relaciones?

Los europeos deberían recordarle, una y otra vez, a Estados Unidos que es mejor trabajar juntos para resolver los problemas, ya sea Irán, Siria, o el clima del mundo. Los europeos deben tomar más la iniciativa. No sirve de nada decir simplemente "yo no juego a esto, esto es una locura”.

*Jackson Janes es director del Instituto estadounidense de Estudios Contemporáneo Alemanes, de la Universidad Johns Hopkins en Washington, DC.

Marc Saha (JOV / EL)

DW recomienda