1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Jack Nicholson, el creador del culto a los psicópatas, cumple 80 años

“Easy Rider”, “Chinatown”, “El resplandor”, "Batman” y más… Un repaso por algunos de los mejores papeles de esta superestrella del cine.

Jack Nicholson dio su gran salto al estrellato con la película de culto “Easy Rider” en el papel de un abogado alcohólico llamado George Hanson. En una de las escenas más emblemáticas conoce a dos motociclistas representados por Peter Fonda y Dennis Hopper frente a la comisaría local, después de pasar una noche con ellos en la cárcel del pueblo. Mientras los dos se preparan para salir a la carretera, Nicholson saca una botella de Jim Beam y declara: "Este es el primero del día, compañeros", antes de tomar un trago. Su rostro gira y en una reacción inesperada levanta un codo y empieza a aletear los brazo como si fuera pollo. Mientras, grita enimáticamente, "Nik Nik Nik ..."

Con este papel, Nicholson ganó una de las 12 nominaciones al Oscar de su carrera, lo que lo convierte en el actor masculino más nominado en la historia de los premios de la Academia. Es reconocido por su trabajo como actor, pero a menudo se olvida que también trabajó como productor, guionista y director.

Entrenado por Roger Corman

Nacido el 22 de abril de 1937, en Nueva York, Nicholson creció en Nueva Jersey. Comenzó a actuar en la escuela, donde era el payaso de la clase. En 1954, siguió a su madre a Los Ángeles. Nicholson consiguió trabajo en los estudios MGM y todo ese tiempo fue de formación para convertirse en actor.

Su primera aparición en la pantalla llegó con la serie de televisión "NBC Matinee Theatre", en 1956. Dos años después, Jack conoció al director de cine independiente y productor Roger Corman. Resultó ser una reunión decisiva, ya que Corman estaba a punto de comenzar a rodar una serie de películas B.

Entre ellas estaba la película de terror de comedia negra de 1960 "La Pequeña Tienda de Horrores", en la que Nicholson interpretó al paciente masoquista de un dentista. La película sobre una planta que se alimenta de carne humana se convirtió en una cinta de culto. A partir de entonces, Nicholson formó parte de la familia cinematográfica de Corman, actuando con estrellas como Boris Karloff, Vincent Price y Peter Lorre. También codirigió por primera vez con Corman en "The Trip" (1963), en la que también tuvo un papel principal.

Como amigo de los actores Peter Fonda y Dennis Hopper, fue invitado a trabajar con ellos en "Easy Rider" en 1969. También fue uno de los productores ejecutivos y, según el productor Bert Schneider, también se aseguró que Fonda y Hopper no se mataran durante el rodaje. "Easy Rider" se convirtió en la película más exitosa del período New Hollywood.

La imagen de Nicholson del antihéroe sin afeitar encajaba perfectamente en el espíritu de esa época.

Una de las caras del New Hollywood

Sin embargo, el nombre de Nicholson no garantizaba el éxito de una película. El sociable actor siempre estaba dispuesto a ayudar a sus amigos en sus proyectos. Por lo que, por una película exitosa había tres que eran un desastre.

Otra película importante vendría en 1974, "Chinatown" de Roman Polanski. En la película, ambientada en Los Ángeles de la década de 1930, interpreta al investigador privado Jake Gittes, quien se ve envuelto en una historia de asesinato, corrupción e incesto.

"Chinatown" se convirtió en una de las películas más aclamadas por la crítica de los años 70, estableciendo la reputación de Nicholson como un actor de carácter.

Sólo un año más tarde, recibió su primer Oscar por su actuación en " One Flew Over the Cuckoo's Nest", dirigido por Milos Forman, convirtiéndose en una de las estrellas de Hollywood capaz de realizar papeles desafiantes. En la película, interpreta al criminal reincidente Randle McMurphy, que aterriza en una institución mental donde los pacientes son sometidos a la terapia de electrochoque y medicación forzada.

“El resplandor”, un clásico de Kubrick y Nicholson

Otro de sus papeles más emblemáticos llegó en 1980, con "El resplandor", la adaptación de Stanley Kubrick de la novela del mismo título de Stephen King. Nicholson protagonizó el film interpretando al infructuoso autor Jack Torrance, quien se instala con su esposa y su hijo en un hotel vacío y aislado en la montaña. Contratado como su cuidador, mientras que el hotel está nevado durante el invierno, Torrance comienza a volverse loco. "The Shining" es ahora considerado como uno de los grandes clásicos de las películas de terror, aunque algunos críticos encontraron exagerada la representación de Nicholson.

En los años 80 actuó en varias películas menos memorables. Pero una notable producción fue "Terms of Endearment" (1983), de James L. Brooks, en la que interpreta a un astronauta retirado que se enamora de su vecina (Shirley MacLaine) y la ayuda a desarrollar su relación con su hija. El papel le valió su segundo Oscar, esta vez como mejor actor secundario.

La sonrisa del guasón

Uno de sus papeles más enigmáticos vino en 1989 con Batman, de Tim Burton. Allí es al antagonista sonriente de Batman, el guasón. La película ganó más de 400 millones de dólares (372 millones de euros) en la taquilla. Fue la película más exitosa de Nicholson. Un acuerdo porcentual en su contrato también le permitió ganar un salario récord para el papel, estimado entre 60 y 90 millones de dólares.

Con la comedia de 1997 "Mejor imposible", Nicholson estaba de nuevo en las pistas con otro gran éxito. Le dio vida al novelista neurótico Melvin, que no escatima en insultos homofóbicos y racistas. Nicholson recogió su tercer Oscar por su actuación.

También fue convincente en el rol de un mafioso irlandés-estadounidense en "The Departed" de Martin Scorsese (2006), lo que le valió una nominación al Globo de Oro y al BAFTA como mejor actor secundario.

Ahora que cumplió los 80 años, se cree que la estrella de Hollywood se retiró. Su última película es de 2010. Pero está previsto que protagonice un remake de la aclamada película alemana "Toni Erdmann", para que podamos verlo como un padre octogenario payaso en la pantalla grande.

DW recomienda