1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Izquierda prokurda pide paz al PKK y al Gobierno turco

Selahattin Demirtas, codirigente del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), de la izquierda prokurda de Turquía, llamó a ambos bandos a silenciar las armas retomar el alto el fuego.

El más reciente enfrentamiento mortal tuvo lugar este viernes (7.08.2015) en Silopi, en la provincia suroriental de Sirnak. Como consecuencia, murieron tres simpatizantes del PKK y un gendarme.

El más reciente enfrentamiento mortal tuvo lugar este viernes (7.08.2015) en Silopi, en la provincia suroriental de Sirnak. Como consecuencia, murieron tres simpatizantes del PKK y un gendarme.

La guerrilla del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) "debería quitar de inmediato el dedo del gatillo y declarar que vuelve a respetar el alto el fuego", dijo Demirtas en una manifestación por la paz convocada por el HDP en la provincia oriental de Van, informa el diario Hürriyet.

"Hacemos un llamamiento a ambos bandos. También el Gobierno debería abandonar el enfoque de operaciones militares y de seguridad y declarar que está dispuesto a retomar negociaciones, a dialogar", agregó el diputado, que reiteró una postura que ya expresó el 30 de julio y el 2 de agosto, sin encontrar eco por ahora.

Este nuevo llamamiento viene después del viaje de Demirtas a Bruselas, el pasado jueves (6.08.2015), donde se entrevistó con altos cargos de la Confederación de los pueblos de Kurdistán (KCK), la rama política de la guerrilla kurda.

Saldo tras la ruptura de la tregua

Desde que PKK y Gobierno rompieran el alto el fuego el 24 de julio pasado, 20 miembros de las fuerzas armadas y la policía han muerto en ataques de la guerrilla. El último fue un gendarme que falleció este sábado tras ser herido gravemente la víspera en Silopi, en la provincia suroriental de Sirnak, durante una intervención policial en la que también murieron tres simpatizantes del PKK.

Según un recuento del diario Hürriyet, desde el 7 de julio han muerto, además, 11 civiles en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y la guerrilla, así como 12 miembros del PKK. Además, en la operación policial iniciada hace dos semanas y dirigida contra el PKK, organizaciones radicales izquierdistas y yihadistas, han sido detenidas 1.600 personas, de las que 314 han ingresado en prisión preventiva.

En las cárceles turcas hay casi 4.000 personas condenadas por vínculos con el PKK u organizaciones cercanas, así como medio millar de reos condenados por pertenecer a grupos de ultraizquierda y unos 360 islamistas radicales, señala el diario.

RML (efe, reuters)