Islamistas y opositores chocan en Egipto: 49 heridos | El Mundo | DW | 19.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Islamistas y opositores chocan en Egipto: 49 heridos

La inestabilidad política del país no solo supone enfrentamientos callejeros: el turismo ha bajado y las arcas fiscales se resienten.

Una manifestación convocada para este viernes (19.04.2013) por los Hermanos Musulmanes, cuyo fin era pedir la “limpieza” de la Justicia, terminó en duros enfrentamientos con opositores y con la intervención de la policía, que intentó dispersar las protestas con gases lacrimógenos.

Según funcionarios médicos citados por la agencia Europa Press, los choques dejaron a lo menos 49 heridos. Aparentemente, los enfrentamientos comenzaron cuando grupos opositores atacaron con piedras, balas y perdigones a los islamistas, cerca del Museo Egipcio. Luego intervino la policía.

Sin embargo, un portavoz del partido de izquierda Al Tagamu, Nabil Saki, dijo que fueron los Hermanos Musulmanes quienes lanzaron los primeros ataques. Poco antes se había informado del incendio de un autobús donde militantes de ese partido islamista, al que pertenece el presidente Mohammed Mursi, se dirigían a la manifestación. Al lugar llegaron numerosas ambulancias.

Turismo a la baja

Ante el palacio de Justicia en El Cairo, donde se concentró el grueso de la manifestación con más de 8.000 participantes, se podía leer en una gran pancarta: "Esta justicia ha absuelto a Mubarak - Pedimos la limpieza de la Justicia". Esto, pues el lunes (15.04.2013) el expresidentes Hosni Mubarak fue dejado en libertad por una de las causas que se llevan en su contra. Sin embargo, sigue detenido por las otras.

En la ciudad de Assuan, en el sur, los Hermanos Musulmanes también salieron a la calle para manifestarse contra la Justicia. En Damietta, en el norte, grupos próximos a la revolución protestaron contra la política de los Hermanos Musulmanes y contra la subida de precios registrada en los últimos meses.

La seguidilla de manifestaciones y la inestabilidad política ya pasan la cuenta a la golpeada economía egipcia. Los hoteles del centro de El Cairo tienen apenas un 20 por ciento de ocupación. Hace unos días Luxor fue rodeada por los aldeanos, que protestaban contra las autoridades. Y poco después se cerró el Valle de los Reyes por choques entre la policía y vendedores de souvenirs. Todo eso espanta a los turistas y afecta las arcas fiscales.

DZC (dpa, Europa Press)

DW recomienda