1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Islamistas, el mayor potencial criminal en Alemania

Por un lado, hay terroristas. Y, además, personas que, según la Policía y el Servicio de Inteligencia alemanes, podrían perpetrar espantosos actos terroristas. Los llamados "criminales potenciales".

¿Qué es un "Gefaehrder" o criminal potencial?

En el lenguaje oficial alemán se usa la palabra "Gefaerhder", criminales potenciales, es decir,  personas en las que "ciertos hechos justifican que podrían cometer delitos considerables". Estos hechos son conclusiones de las fuerzas alemanas de seguridad o del departamento estatal de seguridad. No pueden ir a prisión mientras no hayan cometido un delito. Las leyes de seguridad y sobre todo el código penal en Alemania se orientan teniendo en cuenta los hechos y no la actitud o la peligrosidad de los individuos. Sin embargo, pertenecer a un grupo terrorista sí es considerado un delito. También está prohibido "preparar o apoyar un delito grave que amenace la seguridad del Estado".

¿Cuántos hay en Alemania?

Holger Muench, presidente de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), nombró la cifra de 530. Un quinto son alemanes convertidos al islam. La cifra de criminales en potencia islamistas ha aumentado rápidamente. Hace cinco años, el entonces ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, hablaba de 128. Además existen personas en el entorno de los criminales en potencia, las llamadas "personas relevantes" dispuestas a prestar apoyo logístico con los atentados. El ministro del Interior actual, Thomas de Maizière, habló en septiembre de 2016 de 400 "personas relevantes". En el espectro de la ultraderecha alemana, la BKA cifró en 18 el número de criminales potenciales y 5, en la extrama izquierda.

¿Quiénes son?

El Centro de Defensa contra el Terrorismo en Berlín.

El Centro de Defensa contra el Terrorismo en Berlín.

El informe más reciente de la Oficina de Protección de la Constitución en verano de 2016 parte de cuatro grupos, que pueden cometer actos terroristas: criminales radicalizados que actúan solos y grupos muy reducidos, retornados de zonas yihadistas, personas a las que se les ha impedido la salida del país y células durmientes creadas a largo plazo por las organizaciones terroristas. Los grupos pequeños y los que se han radicalizado solos son difíciles de identificar. Se sabe más sobre los retornados de las zonas yihadistas. Las autoridades saben de casi 900 personas ubicadas en el territorio de Estado Islámico. De ellas, 300 han regresado a Alemania. Personas que podrían tener una formación militar y experiencia en combates. En concreto, 70 han participado activamente en Siria e Irak en combates.

¿Qué dimensión tiene la escena islamista en Alemania?

La Oficina de Protección de la Constitución parte de un potencial de 14.120 islamistas. De estos, 8.350 pertenecen a organizaciones salafistas. La escena salafista es un apoyo fundamental a la hora de reclutar personal para la yihad. Casi todos los yihadistas procedían de estructuras salafistas. Con la prohibición de la asociación "Die wahre Religion" o "La religión verdadera" en noviembre pasado, las autoridades aumentaron la presión sobre la escena salafista.

¿Pueden los refugiados ser peligrosos?

El presidente de la BKA, Holger Münch, el jefe de la Oficina de Protección de la Constitución, Hans-Georg Maaßen y el ministro del Interior, Thomas de Maizière.

Para todos, los criminales potenciales son un tema relevante: el presidente de la BKA, Holger Münch, el jefe de la Oficina de Protección de la Constitución, Hans-Georg Maaßen, y el ministro del Interior, Thomas de Maizière.

Varios terroristas de París y Bruselas eran refugiados que llegaron a Europa. Los ataques en Wuerzburg y Ansbach el pasado julio fueron perpetrados por refugiados. La Oficina de Protección de la Constitución parte de la idea de que podría haber entre los refugiados "antiguos miembros, pero también activos, colaboradores, simpatizantes de organizaciones terroristas y personas solas con actitud extremista".

Jaber Albakr, que tras su detención en octubre de 2016, se suicidó, estaba registrado como refugiado. Sin embargo, no se sabe si se radicalizó cuando llegó a Alemania. Muench explicó que habría "más de 400 indicios sobre combatientes y personas pertenecientes a organizaciones terroristas entre los refugiados en Alemania". En 60 casos, las autoridades abrieron un expediente de investigación.

¿Cómo se actúa ante un criminal potencial?

Las fuerzas de seguridad evalúan cada caso. Dependiendo de la evaluación se toman diversas medidas. Las fuerzas de seguridad alemanas no suelen aportar información sobre el catálogo de medidas. El espectro oscila entre métodos técnicos de vigilancia hasta la vigilancia diaria por parte de la Policía. Otra posibilidad es que las autoridades hablen con los criminales en potencia para demostrarles que la Policía los está vigilando y toman la situación en serio. La vigilacia durante 24 horas solo se lleva a cabo en ciertos casos, ya que se necesitan entre 25 y 30 personas para un criminal potencial, demasiado personal de vigilancia.

DW recomienda