1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak posterga ataque a Faluya para proteger a civiles

La decisión fue adoptada por el premier Haider al Abadi. Unicef, en tanto, advierte que hay al menos 20 mil niños entre las personas atrapadas en al ciudad.

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció este miércoles (01.06.2016) que el ataque sobre el centro de la ciudad de Faluya ha sido postergado, en un intento por proteger a los civiles que se encuentran atrapados en la urbe y que podrían ser utilizados como escudos humanos por Estado Islámico. La decisión de Al Abadi pospuso la que se esperaba fuera una de las batallas más grandes jamás combatidas contra estos radicales.

Las fuerzas iraquíes, apoyadas por la coalición internacional liderada por Estados Unidos y también por Irán, detuvieron su avance en los límites de la ciudad también ante la feroz resistencia impuesta por las tropas rebeldes. Aun así, Al Abadi aseguró ante comandantes militares en la sala de operaciones cerca la línea del frente que “habría sido posible terminar la batalla rápido si proteger a los civiles no estuviera entre nuestras prioridades”.

“Gracias a Dios nuestras unidades están en las afueras de Faluya y la victoria está dentro de nuestro alcance”, agregó Al Abadi, cuyo gobierno prometió recuperar la ciudad, que cayó en 2014 y es la segunda más importante en manos de los radicales. El premier insistió en que la operación se realiza tal como fue planeada por los jerarcas militares. Las tropas, en tanto, realizaron nuevos progresos por el noroeste de Faluya, al tiempo que los artificieros desactivaron más minas y bombas dejadas por los terroristas en el frente sur.

Miles de niños afectados

Por otro lado, Unicef advirtió que miles de niños se encuentran entre los civiles atrapados en Faluya, padeciendo una situación de extrema violencia y un escenario donde las reservas alimenticias están comenzando a escasear. “Mientas la violencia escala en Faluya y otras partes de Irak, estamos muy preocupados por la seguridad de los niños”, señaló el director de Unicef en Irak, Peter Hawkins. “Según las informaciones escasea el alimento y los medicamentos y falta agua potable limpia” dijo Hawkins, que cifró en 20 mil los niños afectados.

En un intento desesperado por aliviar la presión sobre Faluya, Estado Islámico lanzó un ataque sorpresa contra la ciudad de Kabisa, por medio de coches bomba y ataques suicidas. En las operaciones, realizadas en esta localidad ubicada a 180 kilómetros al oeste de Bagdad y cerca de Ramadi, controlada por el EI hasta diciembre de 2015, han muerto seis soldados y un número indeterminado de combatientes yihadistas.

DZC (EFE, Reuters, dpa)


DW recomienda