1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: al menos 26 muertos tras ataque suicida en boda

Al menos dos terroristas se detonaron en medio de la celebración. La mayoría de las víctimas son niños, dijo la Policía.

Dos atacantes suicidas se hicieron estallar la noche del miércoles 8 de marzo en una boda celebrada en la ciudad iraquí de Tikrit, unos 190 kilómetros al norte de Bagdad, dijeron las autoridades este jueves (09.03.2017). Como resultado de la acción terrorista, 26 personas perdieron la vida –entre ellas el novio– y otras 25 resultaron heridas. Las explosiones ocurrieron en la zona de Al Hajaj, a unos 10 kilómetros de Tikrit.

"El primer atacante se inmoló a eso de las 20.30 horas (17.30 GMT) en medio de las personas que estaban bailando durante la celebración”, dijo un oficial policial a la agencia AFP. El segundo terrorista se detonó pocos minutos más tarde, utilizando una táctica habitual en estos casos, que busca causar un número mayor de muertes aprovechando que otras personas llegan a ayudar a los afectados por la primera explosión.

La Policía y la milicia progubernamental Multitud de los Clanes reforzaron las medidas de seguridad de la zona, mientras que las autoridades declararon un toque de queda. El portavoz provincial Ali al Hamdani dijo a la agencia AP que la mayoría de las víctimas fatales eran niños, y elevó el total de heridos a 67. Los afectados debieron ser trasladados a centros médicos de las cercanías.

EI, principal sospechoso

Una fuente policial citada por Reuters asegura que, tras el ataque en la boda, otros dos suicidas se hicieron detonar poco más tarde, intentando matar a miembros de las fuerzas de seguridad. Esto coincide con lo reportado por la televisión estatal, que cifró en cuatro el total de atacantes. Sin embargo, no existe información sobre eventuales víctimas provocadas por la segunda acción. Sí hubo enfrentamientos entre agentes y terroristas, asegura Reuters.

Si bien ningún grupo se ha atribuido el ataque, las autoridades centran sus sospechas en la milicia radical Estado Islámico, que ha realizado una serie de acciones similares en distintas ciudades de Irak, como una forma de desviar la presión que ejercen las fuerzas armadas iraquíes en Mosul, donde realizan una operación para expulsar a EI. Tikrit cayó en manos de los yihadistas en 2014, pero en abril de 2015 fue recuperada por el Ejército.

DZC (EFE, AFP, AP, Reuters)

DW recomienda