1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Inundaciones en Perú ya dejan 75 muertos y 20 desaparecidos

El presidente Pedro Pablo Kuczynski llamó a tener esperanza y anunció proyectos para enfrentar inundaciones como las que causaron esta tragedia.

Las últimas cifras de las inundaciones que han afectado a Perú son demoledoras: 75 muertos, 263 heridos, 20 desaparecidos, aproximadamente 100 mil damnificados y 630 mil afectados. Así lo señala el último informe oficial de daños entregado este domingo (19.03.2017) por el Centro de Operaciones de Emergencias Nacional (COEN). En ese reporte no se incluye a cuatro personas que desaparecieron al colapsar un puente el sábado.

Por si la tragedia no fuera ya suficiente, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció que un nuevo frente de lluvias que caerá sobre los Andes amenaza con agravar aún más la situación, especialmente en las regiones de la costa norte del país, que fueron las más golpeadas en los últimos días. Se esperan lluvias torrenciales y tormentas eléctricas hasta el jueves 23 de marzo en Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad.

Sin esperar a las nuevas precipitaciones que se avecinan, el Gobierno peruano, cuyos ministros están repartidos por las distintas zonas de emergencia, se afana por repartir los primeros cargamentos de ayuda humanitaria entre los más afectados. A toda esta tragedia se suma el derrumbe del puente Virú la noche del sábado, justo cuando varios vehículos se encontraban sobre la construcción. Cuatro personas desaparecieron, entre ellas un menor, cuando el río del mismo nombre se desbordó y arrastró consigo el puente.

Naturaleza dura

"La naturaleza ha sido dura. Tardaremos varias semanas en reponer ese puente", dijo este domingo el vicepresidente de Perú y ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, durante una visita a Trujillo, ciudad cuyo centro quedó inundado. En Lima hay distritos que llevan cerca de tres días sin suministro de agua, ya que la caída de aludes de lodo sobre el río Rímac, principal fuente de abastecimiento de agua para la capital, impide el procesamiento y potabilización.

A pesar de todo, el presidente Pedro Pablo Kuczynski llamó a sus compatriotas a tener esperanza y aseguró que se realizarán obras para evitar que estos desastres se repitan. "Tenemos que canalizar los ríos de la costa. No solo para que no inunden alrededor, sino para mejorar la napa freática. Ese es un proyecto caro, pero hay que ir río por río. La costa tiene más o menos 30 ríos, o sea que tampoco es un proyecto faraónico”, sostuvo el mandatario en una entrevista con El Comercio.

Además, llamó a la calma. "Tenemos que ver esto con serenidad y darle a la población lo que espera: mejores servicios públicos. Yo le digo a la población que vamos a trabajar juntos y que la vamos a escuchar. Estas cosas siempre pasan", dijo Kuczynski, que aseguró que estos fenómenos tienen directa relación con el cambio climático, que ha tornado imprevisibles e incontrolables situaciones que antes podían manejarse.

DZC (EFE, dpa, El Comercio)

DW recomienda