1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Interrogan a heredero de Samsung como sospechoso de soborno

El vicepresidente de Samsung y heredero del conglomerado surcoreano, Lee Jae-yong, es investigado en el marco del caso que llevó a la destitución de la presidenta Park Geun-hye.

El vicepresidente de Samsung Electronics y heredero del conglomerado surcoreano, Lee Jae-yong, fue interrogado este jueves (12.01.2017) como sospechoso de un delito de soborno en el marco del caso de la "Rasputina", que llevó a la destitución de la presidenta Park Geun-hye.

El directivo, de 48 años, se presentó en la oficina del equipo de investigación en Seúl para someterse a un interrogatorio ante las sospechas de que el mayor conglomerado de Corea del Sur dio apoyo financiero a Choi Soon-sil, apodada la "Rasputina surcoreana" y considerada el cerebro de la trama, según la agencia Yonhap.

Choi Soon-sil, íntima amiga de la mandataria, está acusada de haber extorsionado, con la complicidad de Park, a los principales grupos empresariales del país asiático a través de dos fundaciones.

Park fue apartada provisionalmente del cargo por el Parlamento en diciembre. El país está ahora a la espera del resultado de la investigación para determinar si debe ser destituida de forma permanente. 

Grupo Samsung

Los investigadores creen que el grupo Samsung firmó un contrato por valor de unos 22.000 millones de wones (unos 17,5 millones de euros) con una empresa con sede en Alemania propiedad de Choi. A su vez sospechan que dio apoyo financiero para que su hija, que se dedica a la hípica, entrenara en el país teutón y adquiriera caballos.

Algunos apuntan a que el contrato se firmó a cambio del respaldo del fondo estatal de pensiones -cuyo presidente fue detenido en diciembre por su supuesta participación en el escándalo- a un importante acuerdo de fusión entre las filiales de Samsung en 2015.

El grupo donó, además, 20.400 millones de wones (16,3 millones de dólares) a dos fundaciones operadas por la "Rasputina", un dinero que el conglomerado ha insistido en que creía que estaba destinado a promover la cultura local en el extranjero y el deporte.

El propio Lee, presidente de facto del poderoso grupo, ya negó durante una comisión parlamentaria en diciembre haber donado dinero a cambio de favores a la "Rasputina".

El nieto del fundador de la empresa, Lee Jae-yong tomó las riendas del conglomerado Samsung después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto -que aún lo mantiene hospitalizado y sin habla - en mayo de 2014.

DG (Efe, dpa)