Interponen demanda contra paquete de rescate del euro | Economía | DW | 04.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Interponen demanda contra paquete de rescate del euro

Según críticos del euro, el paquete de rescate de países europeos en aprietos financieros viola las leyes de la Unión Europea y de la Constitución alemana. ¿Volverán los países a sus monedas de origen?

Die Professoren Wilhelm Hankel, von links, Wilhelm Noelling, Karl Albrecht Schachtschneider und Joachim Starbatty, stehen am Freitag, 7. Mai 2010, vor dem Bundesverfassungsgericht in Karlsruhe nach der Uebergabe einer Klageschrift gegen die deutsche Griechenland-Hilfe. Das Hilfspaket verstoesst nach ihrer Ansicht gegen die EU-Vertraege. Deutschland will Griechenland ueber drei Jahre mit Krediten in Hoehe von 22,4 Milliarden Euro stuetzen. (apn Photo/Winfried Rothermel) --- Wilhelm Hankel, from left, Wilhelm Noelling, Karl Albrecht Schachtschneider and Joachim Starbatty are seen in front of the German Constitutional Court in Karlsruhe, southern Germany, on Friday, May 7, 2010. They have put a claim against the German credits for Greece. (apn Photo/Winfried Rothermel)

Los demandantes quieren reivindicar los derechos de los contribuyentes.

Los demandantes son llamados también los euro rebeldes. En la década de los 90 el economista Joachim Starbatty ya había interpuesto una demanda -poco exitosa- contra la introducción del euro. Starbatty no se considera a sí mismo un rebelde, sino un luchador en pro del derecho y del orden, del cumplimiento de los tratados de la Unión Europea, así como de la Constitución alemana. Y ésta última indica que la propiedad de los ciudadanos debe preservarse, sobre todo los activos financieros.

Según la actual demanda constitucional interpuesta por Starbatty, otros dos economistas, un jurista y un ex presidente de la junta directiva de la firma Thyssen en Karlsruhe, el paquete de rescate del euro pone en riesgo justamente la propiedad de los ciudadanos. Sostienen que con la compra de bonos de Estado de países endeudados, el Banco Central Europeo (BCE) habría llevado a cabo una política peligrosa. Con ello, el BCE estaría financiando deudas públicas, es decir, creando fondos para financiar las deudas de un Estado. De acuerdo con Strabatty, esta acción conduciría a una inflación a largo plazo y por lo tanto, a la devaluación de los activos financieros.

Vulneración de la Constitución y de la legislación de la UE

--- DW-Grafik: Per Sander 2011_02_22_drachme_euro.psd

Si la demanda es exitosa, volvería el dracma a Grecia, y tal vez el marco a Alemania.

Los críticos del euro utilitzan otro argumento en su queja constitucional. Se trata de la violación a la ley de presupuesto del Parlamento alemán. Para cada uno de los desembolsos del paquete de rescate del euro el Bundestag debería -en realidad- llevar a cabo una nueva votación.

Otro de los argumentos es la violación de la cláusula de “no rescate”. El tratado de funcionamiento de la UE indica que el bloque no se hace responsable de las obligaciones de los Estados miembros. Sin embargo, los políticos, incluyendo al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble (CDU), se refieren al hecho de que Alemania y otros países de la UE sólo se hacen cargo de las deudas de otros Estados, pero de forma voluntaria. Para Starbatty esta justificación no es aceptable. Sostiene que si el señor Schäuble quiere disponer de su propio dinero de manera voluntaria, puede hacerlo; pero si utiliza para ello el dinero de los contribuyentes, les debe preguntar a ellos si quieren ser tan generosos. Como ministro de Finanzas, Schäuble está comprometido primero con los contribuyentes alemanes.


Grecia: ¿de vuelta al dracma?

Der Vorstandsvorsitzende der Aktionsgemeinschaft Soziale Marktwirtschaft, Joachim Starbatty am Mittwoch (07.04.2010) im Goldberger Saal des Ludwig-Erhard-Hauses in Berlin an einer Podiumsdiskussion teil. Die Gesprächsrunde diskutierte zum Thema Wie viele Griechenlands verkraftet der Euro?. Der Politik-Talk war vom Verein Berliner Kaufleute und Industrieller veranstaltet worden. Foto: Klaus-Dietmar Gabbert dpa

El economista Joachim Starbatty.

Joachim Starbatty parte del hecho de que la Corte Constitucional alemana desaprobará una violación de la ley de presupuesto del Bundestag. Sin embargo, espera que considere el paquete de rescate del euro en su conjunto como inconstitucional. Si fuera así, Grecia tendría que salir de la unión monetaria, opina Starbatty. Y entonces, no se podría evitar una reestructuración de la deuda. Seguir dándole dinero al país heleno para que pueda pagar a sus acreedores significaría hundir más a Grecia en su deuda pública. Esto no sería más que un rescate para los bancos sin que se salve el sistema de rescate europeo. De eso está seguro Starbatty.

El efecto dominó -temido por los defensores del paquete de rescate europeo- y que podría sacar también a otros Estados del euro-grupo, no inquieta a Strabatty. Él sólo se refiere a países débiles económicamente. Su exclusión de la zona euro sería un terrible final, pero todo lo demás sería un horror sin fin. De acuerdo con el economista, la única posibilidad para que países como Grecia vuelvan por el buen camino sería una reestructuración de la deuda. Así, una vez realizada una negociación, los acreedores renuncian a una parte de las obligaciones crediticias.

Alemania: ¿de vuelta también al marco?

Bancos y políticos europeos señalan, empero, las ventajas de una moneda común. El retroceso a la moneda de origen le haría un daño a Alemania como nación exportadora, ya que sus productos se encarecerían. Para Starbatty este hecho no es relevante, ya que los alemanes sacarían provecho de la revaluación del euro -o del marco alemán-, porque tendrían un mayor valor. Los productos de exportación de Alemania no son propiamente bananos, según Starbatty, sino productos de alta tecnología, que sólo pueden ser comprados al país germano.


El demandante espera que al final el tribunal emita un veredicto justo en favor de los ciudadanos. La decisión se espera para otoño de 2011.

Autora: Daphne Gratwohl / Cristina Mendoza Weber
Editora:
Emilia Rojas Sasse

DW recomienda