1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Infineon, Sajonia y Portugal salvan de la quiebra a Qimonda

Qimonda, la filial de memoria RAM del fabricante alemán de semiconductores Infineon, será salvada gracias a un paquete de ayudas de 325 millones de euros, según anunció en Dresde el ministro de Economía del estado federado de Sajonia, Thomas Jurk.

El estado de Sajonia ofrecerá a Qimonda una línea de créditos de 150 millones de euros, la matriz Infineon aportará 75 millones de euros y Portugal algo más de 100 millones de euros.

Por otra parte, además de esas ayudas, Qimonda tiene la opción de recurrir a un aval del estado alemán y de Sajonia por valor de 280 millones de euros, según informaron sus portavoces en Múnich.

Sajonia e Infineon pudieron alcanzar un acuerdo gracias sobre todo a la participación de Portugal, interesada en tomar parte en el plan de rescate porque cuenta con una planta de Qimonda cerca de la ciudad de Porto.

"Con este programa de financiación estamos en condiciones de estabilizar la empresa", dijo el presidente del consejo de vigilancia del fabricante de chips, Peter Fischl. "Nos alegramos sobre todo de haber logrado una solución europea".

El paquete de rescate ha de ser aprobado todavía por el Parlamento regional de Sajonia, aunque Jurk subrayó su confianza en que ese órgano dará luz verde al plan sin complicaciones.

Desde hace días el gobierno de Sajonia e Infineon, propietaria del 77,5 por ciento de Qimonda, buscaban una solución para salvar la empresa, que sufre una grave crisis desde hace más de un año por las dificultades que atraviesa el mercado en todo el mundo.

A principios de mes el fabricante de chips, que tiene su sede en Múnich y su fábrica principal en Dresde, advirtió de que corría peligro de quiebra.

Los portavoces de Qimonda subrayaron hoy que a pesar de la línea de créditos que recibirá seguirá adelante con sus planes de reestructuración y ahorro, que incluyen entre otros la eliminación de 950 empleos en Dresde hasta la primavera de 2009. (DPA)