1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Infanta Cristina de España es absuelta y su esposo es condenado a cárcel

La hermana del rey de España fue exonerada, mientras que su esposo Iñaki Urdangarin fue condenado a cárcel, en el caso de corrupción que azotó la casa real española.

Cristina de Borbón, hermana del rey español Felipe VI, no irá a la carcel, según el dictamen juridico de la Audiencia Provincial de Palma de este viernes (17.02.2017), por los delitos de los que se la acusaban en el marco de un caso de corrupción. Su marido, Iñaki Urdangarin, fue condenado a seis años y tres meses de prisión, según confirmaron sus abogados al darse a conocer la sentencia.

La infanta Cristina había sido acusada por una organización llamada Manos Limpias, que pedía para ella ocho años de prisión por dos delitos fiscales cometidos por su marido. Aunque la hermana del rey fue absuelta, tendrá que pagar una multa de 265.000 euros.

Por su parte, Urdangarin fue condenado por los delitos de prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos contra el fisco. Junto a su socio Diego Torres, quien también fue condenado a la cárcel, estuvo al frente del Instituto Nóos, donde firmó contratos con administaciones locales y regionales para organizar eventos relacionados con el mundo del deporte. Se sospechaba que ambos habrían desviado más de cuatro millones de euros de dinero público.

El abogado de la pareja, Miquel Roca, declaró que la infanta había recibido la noticia de la condena de Urdangarin "con disgusto",  ya que "ella sigue creyendo en la inocencia de su marido".

Un escándalo real

El escándalo del "caso Nóos", como se le denominó en España, empañó la imagen del rey Juan Carlos I y propició su abdicación, otorgandole el trono a su hijo Felipe en junio de 2014.

Cristina de Borbón, nacida en Madrid en 1965, ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión al trono español, pero el escándalo de corrupción causo que ella y Urdangarin fueran apartados por la Casa del Rey de toda actividad institucional a finales de 2011. 

Tras conocerse la sentencia, la casa real española expresó a los medios a través de un portavoz su "máximo respeto por la independencia del poder judicial".

JCG (EFE, dpa)

 

DW recomienda