Inevitable futuro pobre en emisiones | Ecología | DW | 20.10.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Inevitable futuro pobre en emisiones

El tiempo se acaba. Hasta diciembre, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE pretenden sacar su paquete de medidas; pero la crisis financiera ha acaparado toda la atención….

default

"Si fomentamos las inversiones y la innovación con tecnologías limpias, crearemos puestos de trabajo".

Los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea se reunieron en Luxemburgo para tratar el controvertido del paquete de medidas con el que los 27 países se comprometen a reducir en un quinto las emisiones de CO2. Incrementar las energías renovables es una meta que se incluye en el paquete. El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, exigió que los países europeos cumplieran con el acuerdo, independientemente de la crisis financiera.

¿Medidas insoportables?

La ministra italiana de Medio Ambiente, Stefania Prestigiacomo, calificó el paquete de “insoportable” para la industria italiana, que de ponerse en marcha tendría que pagar adicionalmente 25 mil millones de euros. Gabriel responde rotundo: la crisis financiera se está utilizando como excusa.

“Creo que hay que recalcar que el paquete climático y energético se encuentra es el más grande plan político de la Unión Europea. Estamos hablando nada más y nada menos que de la transformación de la base energética de nuestras sociedades industrializadas. Y, en segundo lugar, nosotros tenemos que poner el ejemplo en el intento de combinar crecimiento y bienestar económicos con protección climática y medioambiental”, recalcó Gabriel.

Medio ambiente y competitividad

El ministro alemán exige, como los otros, condiciones favorables y excepcionales para ciertos ramos de la industria. En el caso alemán se trata de la industria automovilística con sus modelos de gran potencia así como para la producción de acero y cemento y para la industria química.

“Tomemos como ejemplo la industria española de cemento. En el momento en que la competencia se encuentra en Marruecos, tendremos que tener mucho cuidado de no perder competitividad. Es decir, ¿cómo lograremos que la industria europea mantenga su competitividad en los mercados internacionales si el resto del mundo no se somete a criterios medioambientales como nosotros?”, planteó el ministro Gabriel.

Un futuro pobre en emisiones

La cuestión que se plantea es espinosa: ¿cómo equilibrar esa desventaja? No es que falte interés; lo que pasa es que muchos temen que haciendo tantas excepciones, el objetivo final se pierda. El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, respondió a las críticas italianas con respecto a que las medidas de este paquete eran simplemente demasiado caras.

En la crisis financiera ve el comisario Dimas más bien un motivo más para esforzarse en cumplir con los objetivos medioambientales: “si fomentamos las inversiones y la innovación con tecnologías limpias, crearemos puestos de trabajo en el ramo de las energías renovables, disminuiremos nuestra dependencia de las importaciones de petróleo y estaremos adaptando nuestras economías a un futuro pobre en emisiones, a un futuro que es inevitable”.

DW recomienda