1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

¿Ineptitud o impotencia?

Dos días después de la cumbre franco-alemana en París, la prensa europea se muestra pesimista sobre las propuestas de Merkel y Sarkozy acerca de un Gobierno económico conjunto.

Bienvenida de Sarkozy a Merkel en la cumbre del pasado martes

Bienvenida de Sarkozy a Merkel en la cumbre del pasado martes

Presse, de Viena: "¿Se trata de incapacidad, de impotencia o sencillamente de estrategia? El establecimiento de un Gobierno económico central, proyecto del que Sarkozy y Merkel llevan hablando un año y que esta semana han concretado, no resolverá la crisis. Una institución como esa no tendrá la suficiente independencia para evitar los desequilibrios económicos, ni la fuerza para atajar la crisis de deuda.

¿Quieren Merkel y Sarkozy ir más allá marcando las directrices del camino europeo? ¿Desean calmar los mercados un par de veces al año proponiendo a los otros miembros ideas difícilmente implementables, como frenar una deuda amparada legalmente y un impuesto de transacciones aún bloqueado? Sería ingenuo pensar que eso funcionaría. Más bien parece claro que ni los propios Merkel y Sarkozy, como otros jefes de Gobierno europeos, están preparados para un punto de inflexión en medio de esta grave crisis.“

Las tibias propuestas de la cumbre

Le Monde, de París: "Con su negativa al eurobono, Francia y Alemania han mostrado hasta qué punto llega su obstinación. La apuesta franco-alemana conlleva un doble peligro. Rechazando el eurobono, aunque no sea esta su última palabra, Merkel y Sarkozy parecen decir a los mercados: seguid agrediéndonos, que al final cederemos. Los mercados pudieran tomar buena nota de ello. Más grave aún es que ambos líderes políticos no se hayan pronunciado sobre cómo conseguir un crecimiento económico más sólido, el único medio para lograr ingresos y reducir las duraderas deudas de los Estados. Ahorrar es ciertamente deseable, pero no nos podemos olvidar de seguir creciendo.“

Definir un hipotético Gobierno económico

Die Welt, de Berlín: "No está claro si el pretendido Gobierno económico que proponen Merkel y Sarkozy consistirá más bien en un par de encuentros al año para que los jefes de Estado y de Gobierno se den palmadas en la espalda. Europa debiera tomar como ejemplo la reforma del canciller Gerhard Schröder. Los acontecimientos de 2010 han cambiado la forma en que Alemania valora los problemas sociales de Estado y cómo debe manejarlos. Solo cuando los europeos logremos mejorar decididamente nuestra competitividad y consigamos una definición de nosotros mismos orientada hacia el futuro, podremos convencer al mundo para invertir dinero en Europa. Una unión de transferencia obstaculizaría las oportunidades futuras en lugar de facilitarlas.

Los mercados esperan señales más claras

Luxemburger Wort, de Luxemburgo: "Con seguridad, Merkel ha de valorar el estado de ánimo de su partido de coalición, el FDP. Y Sarkozy será reelegido el próximo año. Ambos hechos no constituyen excusa para la pasividad de la que han hecho gala en su aparición en París los jefes de Gobierno de los dos Estados más poderosos de Europa. Quien crea que los inestables –con razón- mercados financieros se calmarían con anuncios poco comprometidos sobre una política económica bajo la dirección de un Herman Van Rompuy atado de pies y manos y dependiente de Berlín y París, se equivoca de pleno. Los analistas financieros esperan una señal clara de que los Estados europeos están verdaderamente preparados para afianzar la moneda única. Cuanto más se demoren las necesarias decisiones políticas, más caro costará el afianzamiento del euro.

MS/dpa
Editor: Pablo Kummetz